Portishead – Dummy

Al final de su vida, Whiney Shitehouse –algo así como La Llorona de la Casa de Mierda- se había convertido en una caricatura de sí misma. Vivió una verdadera vida, con una voz falsa”. Hay que tenerlos bien puestos para atreverse a hablar así de Amy Winehouse. En principio tal declaración me incendiaría y me desfogaría a gusto con el autor de semejante atropello al sentido común. Pero Geoff Garrow tiene suerte, me gusta Portishead.

Sigue leyendo

Ghostpoet – Shedding Skin

No paran de comparar a Ghostpoet con Tricky, como si fuera el no va más en materia de piropo. Al primero la cosa le trae sin cuidado, pero como no es tonto, intuye que más le vale no pasarse de listo. Por eso cuando le preguntan si está de acuerdo con la comparación, suelta en tono educado “no está mal su música, pero no creo que hagamos la misma”.

Sigue leyendo

Phantogram – Eyelid Movies

A la pregunta “Qué os gusta más de Francia cuando venís a tocar aquí?”, Sarah Barthel, miembro femenino del dúo yankee Phantogram, contestó: “¡Puedo fumar!”. Jo, pues que se venga a España, terminaría firmando para poder dejarlo. Da la sensación de que la ley que prohíbe el tabaco en los locales públicos es cada vez más papel mojado. Hay un bar de copas cerca de mi casa, se ve que no dependen de la misma jurisdicción que el de al lado, porque dentro todo el mundo fuma, tan pancho. Un misterio a lo Spain is Different.

Sigue leyendo

Ibeyi – Ibeyi

Alguien que reconoce estar influenciado por King Krule, aquel genial chavalín inglés, pelirrojo y tez blanca, que sacó el disco de rock UK más personal de 2013, no puede ser ni mala persona ni mal músico, y sólo me puede gustar. Bien es cierto que la relación transitiva en la música no siempre chuta. Por ejemplo, me gusta mi banquera por su inusitada celeridad en sus respuestas, y a mi banquera le gusta mucho Katy Perry, pues… va a ser que no. Pero en el caso concreto de hoy, funciona.

Sigue leyendo

Archive – Restriction

“Hola Fiouck, En primer lugar darte la enhorabuena por este maravilloso blog que descubrí hace unos días por casualidad, al igual que se descubren tantas cosas en la vida, pero no me voy a enrollar demasiado. Como detecto cierto tufillo en la suela de tus zapatos a Punk, y tras ver que al buscar nombres tales como Eskorbuto, La Polla Rekords, etc. no hay resultados, se agradecería alguna entrada con ese aire “franchute” (sí, yo también puedo decirlo ya que me apellido XXXXX –pongo X para preservar la identidad de este no menos maravilloso lector-) y que le da una patada en las pelotas a cualquier entrada de blog de música rancio que tanto pulula por la red. Por cierto, ya que se ha realizado un documental, no estaría de mas una entrada a Desechables ;). Saludos”.

Sigue leyendo

Glass Animal – Zaba

Glass Animals, un pequeño grupo indie con pequeña historia, pequeño repertorio, pequeña fama, pequeña wiki, pequeñas canciones. Vamos, tan pequeñito todo que no se merece más que un post chiquitín. ¡Qué guay! Justo el día que no tenía ni tiempo ni la más remota gana de pensarme uno para hoy. Mi amigo, él que se quejaba de lo extenso que eran mis entradas, se va a alegrar. Un buen día para, a cambio, pedirle el coche, el mío está en el taller. Merkel, tenemos que hablar en serio sobre las supuestas bondades de tu industria automóvil…

Sigue leyendo

Jay Jay Johanson – Whiskey

Insoportable. Cautivadora. Chillona. Cálida. Nasal. Frágil. Pedante. Luminosa. Aguda. Acariciadora. Desde luego la voz de Jay Jay Johanson no deja indiferente. O te chifla o te saca de quicio. Cosa que puedo entender, porque si bien a mi me encanta, reconozco que a veces está al borde de hacerme saltar de mis casillas. Su voz es la faceta más destacable de un artista al que cuesta encasillar. Al juego de “te gustará si te gusta…”, no es nada fácil poner a alguien que te pueda orientar. O sí, pero no uno, sino muchos y muy variados. Crooner al estilo Sinatra, Trip Hop a lo Portishead, teatral como Neil Hannon de Divine Comedy, Jay Jay Johanson lleva cerca de veinte años liándola con estilos varios y despistando a sus seguidores.

Sigue leyendo