Bashung – Play Blessures

Post #995. Ça sent bon la quille…

¿Qué rayos querrá decir “la quille”? Un franchutismo. Creo que en español se decía “dar con la blanca”, por el color de la cartilla verde que te daban en la mili y que devolvías al recobrar tu libertad, recobrando la blanca de paisano. Pero no me hagas mucho caso, la mili es cosa de abuelos. Era la expresión más anhelada, la que se refería al momento en el que cruzabas por última vez el límite del fortín, para no volver nunca más, asegurándote muy mucho de haber traspasado la frontera invisible antes de levantar el dedo mayor, dejando atrás kilómetros de marcha forzosa los pies con musgo por los treinta centímetros de barro, ataviado como un idiota y cubierto por quince kilos de material que te dejaba la cabeza y los hombros ensangrentados. Muy dramático el Tomate hoy. Ya ya, es que Bashung es así.

Sigue leyendo

Chagrin d’Amour – Chacun Fait (c’qu’il lui plait)

Esta es la última entrada chorra del blog. A partir de mañana está ya todo previsto y requeté pensado, desde hace tiempo. Del #989 al #1.000, doce entradas para devolverle al resultado final algo de coherencia y un poquito de brillo –eso espero, no están escritos, socorroooo-. Así que cuando me senté frente al mac esta mañana, pensé un largo rato en cuál iba a ser el último artista o grupo no programado. Quería algo muy ligerito, para no comerme demasiado el coco. También algo que hubiera marcado mi juventud, aunque no me gustara reconocerlo.

Sigue leyendo

Bachar Mar-Khalifé – Ya Balad

Ay, ¿pero qué he hecho de mal? Una lectora del blog me ha pillado por sorpresa, adivinando cuál será el último post. Mi tan anhelado número 1.000, socorroooooo. He tenido que comprar su silencio, le he dicho que ponga ella el precio, a cambio de no revelar nada. Dice que quiere un tomate Raf verde, con un lacito con nudo alrededor. Lo que quiera, pero no puedo dejar que se sepa. ¿Tan obvio era? No daré más pistas, aunque me interesa saber si otros también lo intuyen. Entre comprar un tomate o diez, qué más me da. Pero si son muchos más, habrá que pensar en otra variedad más barata.

Sigue leyendo

Jean Claude Petit – BSO Cyrano De Bergerac

¿Cómoooooo? ¡¡¡No has puesto la BSO de Cyrano de Bergerac en el blog!!!”. Ja, pues no, igual que otras millones de cosas. Es que se me agotan las plazas libres y tengo que cuidar la selección. Pero cuando te lo dice tu hermana mayor, como que te sientes un poco obligado, Peace on Earth man. Así que volví a escuchar la banda sonora de la película de 1990 y no hay problema, aquí cabe perfectamente, es magnífica.

Sigue leyendo

Serge Gainsbourg

Me encanta rememorar esta tierna anécdota, que me contaba un amigo de infancia, policía. En los 80’s, él oficiaba de noche en las calles de París, vestido de paisano, en el sexto distrito. Cuando no daba información a turistas achispadas de sonrisa pícara, arrestaba a delincuentes, borrachos, camellos, chulos o prostitutas víctimas de todos estos, para luego regresar a su comisaría, encerrar al desgraciado de turno y redactar uno de estos informes que sólo los policías entienden, con formulas sibilinas, casi infantiles. A veces, ahí estaba Gainsbourg, de visita etílica, el ilustre vecino con botella y cigarros en mano. Pasaba horas charlando con los representantes del orden, hipnotizados por el personaje, escuchándole “borborigmeando” alguna frase sobre la condición humana. Le adoraban, le cuidaban. Y cuando el alba despuntaba, le llevaban a su casa, con el furgón oficial. Sólo él podía fumar ahí dentro, no pedía permiso, se le concedía naturalmente. Nadie jamás se lo impidió.

Sigue leyendo

Julien Clerc – Fais Moi Une Place

Que conste que me lo he pensado mucho antes de sacar a este artista. Dudaba entre: 1. pobres, se van a aburrir como una ostra, 2. suerte tienen, van a descubrir a un tipo genial, y 3. onanismo al poder, es uno de mis cantantes franceses preferidos. Como la opción 1 anulaba las otras dos, sólo podía salir Julien Clerc en caso de que la 2 y la 3 se uniesen –vamos a tener que acostumbrarnos a las alianzas imposibles-. Pues te fastidias, 3 + 2 = 5, por el c… te la hinco. Juas me río yo solo, ¿puedo?

Sigue leyendo

Jad Wio + Charles De Goal

Ayer me hicieron un regalo increíble, tan emocionante que me dejó hecho trizas. Uno como nunca me habían hecho, sin saber que sólo me toca dentro de una semanita incrementar el contador. Por una carambola de estas propias de internet, el otro día contactó conmigo gente con la que estuve trabajando en la segunda mitad de los 80’s, hace 28 años. Y menuda sorpresa mayúscula me tenían preparada. Veintiocho, cómo vuela el tiempo, porca miseria.

Sigue leyendo