Sex Pistols – The Great Rock’n’Roll Swindle

Post #1.000, huele a timo…

Captura de pantalla 2015-11-01 a las 8.32.44

¡Hombreeeeeeeeeeeeee! ¡Y qué disco iba a ser! No podía acabar con el maldito reto poniendo a otro. Porque sí, porque abrí el blog con el Never Mind The Bollocks Here’s The Sex Pistols, así que sólo lo podía terminar con The Great Rock’n’Roll Swindle. Y además soy un tipo coherente, cada múltiple de cien publicaba algo relacionado con esta banda, ¿tú crees que iba a fallar a la regla el último día? Y porque el título de este álbum es taaaaaaaaan acertado. El Rock’n’roll es una enorme estafa. The great rock’n’roll swindle.

Sigue leyendo

Nirvana – Smells Like A Teen Spirit

Post #994. Smells so good…

Barcelona, primavera del 2000. Las 4h de la madrugada por ahí, aunque no lo podría certificar, demasiadas copas. Poco antes, había acabado la fiesta que marcaba el fin de una aventura punto com de seis meses en Barcelona –ya sabes, explotaban en pleno vuelo, aunque nunca se encontraban restos esparcidos por el suelo-. Yo era de los pocos que tenía coche, privilegio de los tipos con la mirada puesta en la cuenta atrás de los cuarenta. Así que lo llevaba cargado de chavales somnolientos. Ninguno superaba los veinticinco años y ya sólo aspiraban a dormir, ¿pero a dónde va a parar el mundo?, me decía yo. Se me ocurrió que les podría despertar con su himno.

Sigue leyendo

Fat White Family – Touch The Leather

La noche del viernes, fui al concierto de ESG –ver este post para saber de qué va-. Era un sueño, me sentía como un crío el cinco de enero por la noche. En mi vida pensaba ver a las hermanas Scroggins en vivo, y de repente ahí estaban, invitadas de última hora del cartel del festival Villamanuela. Me había comprado el abono del día sólo para verlas a ellas, ni me había fijado en el resto de la programación, así que estuve haciendo tiempo fuera de la sala antes de entrar.

Sigue leyendo

Yogurt – You’re Beautiful When I’m Drunk

Tú, yo, y cientos de millones de terrícolas con yogur en la nevera, más de una vez nos hemos preguntado cuántos días después de la fecha de caducidad nos podíamos comer el susodicho lácteo. Descuida, te doy una pista: si un yogur pone 01.08.15, no lo comas el día 20. Mamá, quiero mi mamaaaaa. Vamos, como me siga vaciando así, dentro de poquito no quedará rastro del Tomate cretino –debido a un curioso fenómeno mimético, hoy también luzco este bonito color verde-.

Sigue leyendo

The Monks – Black Monk Time

La música de unos cuantos grupos podrá ser atemporal, bien hay que reconocer que la pinta cabelluda que tenían algunos no pasa el corte de los años. Mira Bowie en la portada de Aladdin Sade, Prince en su álbum homónimo de 1979, el gordinflón de Robert Smith a partir de Seventeen Seconds. Incluso Freddie Mercury en sus primeros discos. Y en general cualquier cantante de hard rock de finales de los 70’s y principios de los 80’s. Todos espantosos, pero nada comparado con The Monks.
Sigue leyendo

Death – For The Whole World To See

Hoy toca un pedazo de la historia del rock. Olvidado, como tiene que ser. Si quiero que este blog tenga un poco de consistencia –por la seriedad ya es tarde-, no puedo pasar de dedicarle una entrada a unos de los grupos más revolucionarios y adelantados a su época. Tan adelantados que por poco nacen y se mueren sin que nadie, NADIE, se inmute. Pero a veces Fiouck es como un snipper, si algo se mueve aunque sea furtivamente y al límite del alcance de mi boli, apunto y disparo.

Sigue leyendo

Fist City – Everything Is A Mess

Lo confieso, soy un friki de los grafitis. No tanto los “artísticos”, hechos con spray de colorines, aunque los hay bonitos de verdad. Me gustan más estas declaraciones de intenciones hechas de prisa y corriendo, normalmente de color negro. Mensajes cortos de tintes políticos, sociales, culturales o sentimentales –mi choni q te kerre para cienpre-. Estos últimos son los que menos aguantan el paso del tiempo, porque me apuesto una copita de Rueda que a los dos meses la choni en cuestión tenía un ojo morado. Qué mundo…

Sigue leyendo