Boston – Boston

Hay una etapa de la adolescencia en la que vas a todas partes arrastrando pies y alma por ser incapaz de decidir qué maldita carrera vas a elegir. No es que te preocupe tu futuro –te parece mucho más importante la notoria falta de interés de la nueva vecina por tu persona-, es solo que te gustaría que tus angustiados padres dejaran de cargar esta presión encima de tus endebles hombros. A mi me pasó, pero lo resolví con toda la sabiduría de un Tomate espabilado: me puse el listón tan alto que no me quedó otra que pasar de estudiar ninguna carrera.

Sigue leyendo

Carole King – Tapestry

Cuando Carole King no publica álbumes, se casa y se divorcia. Su actividad favorita por lo visto, ya van cuatro veces. Y si no suma una quinta vez que no sea por su edad (73 años), porque sigue sumamente atractiva. Lo que es nacer con buena estrella. La suya será Sirio, la más brillante en el cielo terrestre –claro, después del Sol-.

Sigue leyendo

Earth, Wind & Fire – That’s The Way Of The World

En la película Intocable, llena de humor y emoción y que logra no caer nunca en la trampa de lo lacrimoso facilón, hay una escena deliciosa en la que Omar Sy, el más jolibudiano de los actores negros galos, se pone a bailar funky en una recepción burguesa repleta de personas más acostumbradas a mover discretamente los dedos al son de Wagner que el culo al ritmo de Earth, Wind & Fire. El baile del actor y su alegría siempre contagiosa terminan logrando su propósito: todos a bailar felices, mientras, a su “jefe” y cada vez más amigo, le entra la risa tonta.

Sigue leyendo

The Commodores – Commodores

Buscando leer algo sobre The Commodores, me encontré con la página wiki de Commodore International, un trozito de mi juventud y uno de los eslabones imprescindibles en el desarrollo de la informática doméstica como la usamos hoy, partiendo prácticamente de nada en los años 70, a base de chispas de genio y un olfato tremendo. Pet 2001, Vic-20, Commodore 64 y 128, Amiga (para la comercialización), buf, cuantas maravillas con las que movías personajes cuya cabeza cabía en un pixel.

Sigue leyendo

Kraftwerk – Radioactivity

Entre tanto blues vindaloo y volcán rubio, se me olvidó ayer que Fiouck el Tomate cretino celebraba dos años de blog. 730 días de undia-undisco.net. Esta vez no aprovecharé para echar un vistazo al histórico de entradas, ya le dediqué un post entero a esta tarea fastidiosa al celebrar el fin de 2014. Lo que sí me voy a hacer es un regalo; porque claro, si cuento contigo, carbón. Radioactivity, ese es mi regalo.

Sigue leyendo

Television – Marquee Moon

Television forma parte de estos grupos importantes al lado de los cuales caminé sin apenas detenerme. Al igual que hacemos en la calle, cuando ignoramos las llamadas de auxilio silenciosas de los indigentes. A veces nos paramos y sacamos una moneda, otras veces nos paramos… a pensar cuánto aguantaría uno mismo en esta situación.

Sigue leyendo

Samantha – Eviva España

Armaggedon. Catástrofe de alcance incalculable. This is the end. Apaga y vámonos. Resulta que Canal Sur no ha emitido correctamente las doce campanadas. Jatetu. Veintidós años llevo en este país. Créeme, me siento muy identificado con esta tierra que, si bien no me ha visto nacer, sí me ha visto crecer como ciudadano y mejorar como persona –bueno eso espero-. Pero que los medios puedan llevar 48 horas dedicándole recursos y espacio a esta inocua metedura de pata, como si fuera el peor terremoto social por el que España ha pasado en sus últimos tropecientosmil años, qué quieres que te diga, puede conmigo. Me saca de quicio.

Sigue leyendo