Art Mengo – Les Parfums De Sa Vie

Y un día idiota, uno. Di un montón de pasos para adelante, sudé la gorda y soplé como un halterófilo asmático, pero últimamente mi vida profesional transcurre en una cinta mecánica que va al revés y encima más deprisa que yo, con lo que al final del día había retrocedido. Qué bien. Por el camino vi un montón de tostadas que habían caído por el lado de la mantequilla, cómo no. Y ahora toca ponerme con el post del día, imagina las ganas…

Sigue leyendo

Charles Trenet – Que Reste-t-Il De Nos Amours

Ayer se celebró el centenario del nacimiento de Edith Piaf. Hace dos años fue el de Charles Trenet. Dentro de seis le tocará el turno a Yves Montand y Georges Brassens. Faltan nueve para que se haga lo propio con Aznavour, aunque en su caso queda una posibilidad de que le quede un soplo de vida para sus cien velas, ¡para eso vende sus entradas a un mínimo de 65 euros!. Y dentro de catorce años, los medios celebrarán el de Jacques Brel.

Sigue leyendo

Richard Anthony – Et J’Entends Siffler Le Train

Juro por dios Elvis que no tenía pensado dedicarle una milésima parte del blog a Richard Anthony. Pero resulta que Ricardo Btesh –su verdadero nombre, nada vendedor- falleció ayer con 77 años.¿No sabes quién es? Descuida, no tienes por qué. Qué se le va a hacer… el Tomate que se hizo ciudadano del mundo escuchando los Sex Pistols en 78, era pequeñito pequeñito cuando Richard Anthony se hizo grande en los 60’s. Y a nadie le hace gracia que se mueran los artistas que sonaban en la radio mientras tu madre te daba el pecho.

Sigue leyendo

Jacques Dutronc – Il Est Cinq Heures Paris S’éveille

Hacía mucho que quería sacar a Jacques Dutronc aquí. Exactamente 719 días, o lo que es lo mismo, desde que abrí el blog. Soy un cagón, admito, siempre he aplazado el momento de rendirle homenaje. No se habla del co-autor de Il Est Cinq Heures Paris S’éveille como de cualquier otro artista. Esta canción es importante en el inconsciente colectivo galo. A mi me emociona como pocas, cuando suenan las primeras notas me derrito, con un nudo en la garganta, y quiero volver a ser el chiquitín de cinco años que la escuchaba fascinado por la flauta travesera, allá por 1968.

Sigue leyendo

Buzy – Insomnies

Los nativos de aquí dirán “el petardo de Fiouck otra vez con una desconocida, con la cantidad de grupos que hay” –y luego cuando pido sugerencias, los mismos se ponen a fruncir las cejas cual Ana pitufo gruñón Pastor y a escaquearse con un par de propuestas indignantes-. En cuanto a los franchutes, berrearán “¡¡Buzyyyy, si no la había escuchado en treinta años!!”.

Sigue leyendo

Brigitte Fontaine – Rue Saint Louis En l’Ile

Hace dos días, Francia celebró los cuarenta años de la ley que despenalizó el aborto. No nos acordamos –hablo más que nada por mi, nací allí-, pero esta victoria no cayó del cielo. Lucharon muchas ciudadanas, desde una muy valiente Ministra de Sanidad, Simone Veil, hasta la más silenciosa de las mujeres –¿cuántos alaridos apagados levantaron los abortos clandestinos durante siglos?-, pasando por todo el colectivo feminista. El punto álgido de la reivindicación se plasmó en 1971 en el famoso “Manifiesto de las 343 zorras” –zorra en su acepción más ordinaria, con la que muchas veces el pueblo conservador se refería a ellas-, firmado por todo lo que el País contaba de intelectuales, filósofas, escritoras, científicas, sociólogas y actrices famosas, como Simone de Beauvoir, Marguerite Duras o Catherine Deneuve. Ellas sumaban 342. La #343 fue Brigitte Fontaine.

Sigue leyendo

Radio Elvis – Juste Avant La Ruée

Dentro de un año, o cinco, o cuarenta y siete, si dios Elvis me presta vida, miraré el blog e inevitablemente haré un juicio de valor sobre la selección de artistas y discos que estoy haciendo desde el siete de febrero del año pasado. En la mayoría de los casos no me arrepentiré, de tener que lanzarme de nuevo, los volvería a incluir. Luego estará la lista de los que me harán dudar de mi legendario buen gusto musical, seguro que más de uno hasta cierta vergüenza me provocará. Y finalmente habrá algunos que ni me sonarán, que me obligarán a releer el post para acordarme. Lo más probable es que Radio Elvis se encuentre en este reducido grupo.

Sigue leyendo