The Commodores – Commodores

Buscando leer algo sobre The Commodores, me encontré con la página wiki de Commodore International, un trozito de mi juventud y uno de los eslabones imprescindibles en el desarrollo de la informática doméstica como la usamos hoy, partiendo prácticamente de nada en los años 70, a base de chispas de genio y un olfato tremendo. Pet 2001, Vic-20, Commodore 64 y 128, Amiga (para la comercialización), buf, cuantas maravillas con las que movías personajes cuya cabeza cabía en un pixel.

Sigue leyendo

Aurora & The Betrayers – Shadows Go Away

Fue a finales de septiembre de 2012. Me querían llevar a un concierto de “no temes Fiouck, es música soul, vas a flipar”. La verdad es que no sabía muy bien qué acepción darle a este último verbo, y pensaba, “si digo que sí, seguro que dentro de menos de un año me lleva a un concierto de flamenco”. Pum pa, no falló, aunque esa es otra historia, contada en esta entrada sobre el pianista David Dorantes, que tuve la suerte de ver en el homenaje a Enrique Morente hace un año.

Sigue leyendo

Silk Rhodes – Silk Rhodes

Mientras lees estas líneas, hoy miércoles catorce de enero de 2015 y digamos que, con mucha casualidad, entre las 11h y las 13h hora de Madrid, tú, forofo del Atleti o del Madrid, votante de Podemos o del PP, comedor de tartare de buey o de bistec muy hecho, bebedor de whisky coca o de gin tonic, pro montaña o loco por la playa, café con o sin azúcar, incondicional del negro o del rojo, fanático del bic cristal negro o del naranja azul, hijo del sol o de la lluvia, oyente de Radio 3 o de Los 40, lector de Marvel o de Carlos Giménez, seguidor de TV1 o de La Sexta, defensor de iOS o de Android, fan de los Rolling Stones o de los Beatles, yo, Fiouck el Tomate cretino, estoy jugándome el cuello en una reunión crucial y vital para mi [ponlos en el orden que más rabia te de] cartera – autoestima – salud – paz interior.

Sigue leyendo

Jungle – Jungle

[el que te encuentres en estado comatoso tirado del revés en la cama con la ropa puesta y un aliento de oso pardo no te libra de enchufar el reproductor, pedazo de vago.]

¿Será 2015 menos tonto que 2014? Y yo qué sé. Cada uno con sus criterios y expectativas. Lo revelador de los tiempos que nos tocan es que después de tantos años chungos ya no nos deseemos un año mejor, sino uno menos malo.

Sigue leyendo

Curtis Harding – Soul Power

Curtis Harding no le suena todavía a casi nadie y ya me está dando la lata. Cuando iba por la mitad del post de hoy, mi ordenador se quedó tísico y no tuve más remedio que apagarlo a lo bestia. Total, perdí el documento entero. Irrecuperable. Lo peor es que no recuerdo el chascarrillo que me había costado sudor y lagrimas encontrar –me es vital abrir la entrada diaria con una idiotez que posiblemente sólo me haga reír a mi-. Y tener que re-escribir todo me hace gracia lo justito, con lo cual, yo que Curtis Harding me hacía pequeñito y trataba de no levantar ampollas, que el Tomate está que arde. La Aretha que le parió.

Sigue leyendo

Me queda un año, ¡rock’n’roll!

¡Tachaaaan!

Hoy me queda un año antes de tirar la toalla. Un año de blog, o cómo publicar todavía 365 reseñas sobre 365 artistas diferentes. Cierto, la mayoría de ellas idiotas, pero es que muchas veces es la única forma que encuentro para cumplir con el reto. Después de 635 entradas, sigo sin saber ni recordar por qué rayos me he metido en esta faena. Bueno me quejo me quejo, pero he de confesar que a veces, cuando los once planetas están alineados, me gusta.

Sigue leyendo

Macy Gray – The Way

Desde lo alto de sus cuarenta y siete años, su belleza y su clase demoledora, Macy Gray contempla todos los que de pequeña se mofaban de su voz, forzándole a quedársela para dentro. Hoy, después de 25 millones de discos vendidos gracias en parte a esta voz áspera tirando a agudo, saca un octavo álbum, The Way, en el que canta con el mismo talento de siempre en qué se ha convertido: mujer, madre y artista. Otro disco genial, para ser exacto.

Sigue leyendo