Jean Claude Petit – BSO Cyrano De Bergerac

¿Cómoooooo? ¡¡¡No has puesto la BSO de Cyrano de Bergerac en el blog!!!”. Ja, pues no, igual que otras millones de cosas. Es que se me agotan las plazas libres y tengo que cuidar la selección. Pero cuando te lo dice tu hermana mayor, como que te sientes un poco obligado, Peace on Earth man. Así que volví a escuchar la banda sonora de la película de 1990 y no hay problema, aquí cabe perfectamente, es magnífica.

Sigue leyendo

Serge Gainsbourg

Me encanta rememorar esta tierna anécdota, que me contaba un amigo de infancia, policía. En los 80’s, él oficiaba de noche en las calles de París, vestido de paisano, en el sexto distrito. Cuando no daba información a turistas achispadas de sonrisa pícara, arrestaba a delincuentes, borrachos, camellos, chulos o prostitutas víctimas de todos estos, para luego regresar a su comisaría, encerrar al desgraciado de turno y redactar uno de estos informes que sólo los policías entienden, con formulas sibilinas, casi infantiles. A veces, ahí estaba Gainsbourg, de visita etílica, el ilustre vecino con botella y cigarros en mano. Pasaba horas charlando con los representantes del orden, hipnotizados por el personaje, escuchándole “borborigmeando” alguna frase sobre la condición humana. Le adoraban, le cuidaban. Y cuando el alba despuntaba, le llevaban a su casa, con el furgón oficial. Sólo él podía fumar ahí dentro, no pedía permiso, se le concedía naturalmente. Nadie jamás se lo impidió.

Sigue leyendo

Fat White Family – Touch The Leather

La noche del viernes, fui al concierto de ESG –ver este post para saber de qué va-. Era un sueño, me sentía como un crío el cinco de enero por la noche. En mi vida pensaba ver a las hermanas Scroggins en vivo, y de repente ahí estaban, invitadas de última hora del cartel del festival Villamanuela. Me había comprado el abono del día sólo para verlas a ellas, ni me había fijado en el resto de la programación, así que estuve haciendo tiempo fuera de la sala antes de entrar.

Sigue leyendo

Alphaville – Big In Japan

Volkswagen, o cómo poner en entredicho el mito industrial alemán. Inexorable declive del coche del pueblo… engañado e indignado. Es como si de repente se supiera que los iPhone se fabrican en empresas asiáticas donde los empleados trabajan a veces en condiciones infra humanas. ¿Qué dices… es así? ¿Y todo el mundo sigue comprándolos? Ah, vale, pues hay Volkswagen para rato entonces. Ángela angelita, no llores –es una expresión-, dentro de seis meses es agua pasada. Haberte preocupado por Alphaville.

Sigue leyendo

Julien Clerc – Fais Moi Une Place

Que conste que me lo he pensado mucho antes de sacar a este artista. Dudaba entre: 1. pobres, se van a aburrir como una ostra, 2. suerte tienen, van a descubrir a un tipo genial, y 3. onanismo al poder, es uno de mis cantantes franceses preferidos. Como la opción 1 anulaba las otras dos, sólo podía salir Julien Clerc en caso de que la 2 y la 3 se uniesen –vamos a tener que acostumbrarnos a las alianzas imposibles-. Pues te fastidias, 3 + 2 = 5, por el c… te la hinco. Juas me río yo solo, ¿puedo?

Sigue leyendo

Tigana Santana – Tempo & Magma

Yo no entiendo de matemáticas y me duele. Siempre he oído hablar de la música de los números, ahí hay un mundo que se me escapa, donde fórmulas escritas con tiza en viejas pizarras se parecen a una partitura de Mozart. No sé si funciona al revés, si la música es cuestión de algoritmos, rezo para que no sea así. Pero el éxito seguro que sí. Es una vieja fórmula bien conocida de las discográficas.

Sigue leyendo

Algiers – Blood

[Dale al play, si una vez en tu vida me tienes que hacer caso, es hoy.]

Ayer me recomendaron la canción que estás escuchando –como no le hayas dado al reproductor, no te hablo más… hala, fuera, vete-. Es poco decir que me tiene fascinado. The mother who gave birth, como diría Franklin James Fisher. Me está entrando la duda: y si de verdad acabo dentro de 27 días, ¿dejaré de descubrir a gente como Algiers? Ay.

Sigue leyendo