Kassé Mady Diabaté – Kiriké

El griot de Malí es como el bardo en las regiones célticas de Europa, ambos tienen como misión la transmisión oral del saber y las historias que ocurren en su país. En Europa el bardo ha sido sustituido por el borrachín apoyado en la barra y que cuenta su vida a todas horas; por suerte en África el griot es abstemio, por lo que sigue más viva que nunca esta tradición secular, regida por unas reglas inmutables.

Sigue leyendo

Youssou N’Dour – Immigrés

Youssou N’Dour tiene la voz más bonita del mundo. Si lo digo yo, vas y sueltas un “tsss, este Fiouck, cada vez peor”. Pero, ¿y si lo dice Peter Gabriel? Ojo, no el Peter Gabriel flácido de Genesis, sino el Peter Gabriel esplendoroso de la BSO de La Última Tentación de Cristo por ejemplo. Si a mi me dice Dan Simmons –no el de El Terror, sino el de la saga de Hyperion- que escribo como nadie, me desmayo. Y no descarto que se me relaje la vejiga mientras me hacen respirar sales aromáticas. Tsss, Fiouck, pórtate ¿quieres?

Sigue leyendo

Amadou & Mariam – Un Dimanche A Bamako

Malí forma parte de los países más pobres del mundo, con un ingreso per cápita promedio anual inferior al gasto en copas per cápita en España, crisis o no. No sé si se toman copas allí, o si fuman cigarros grandes, o si son naturalmente alegres y creativos, pero siempre he escuchado música procedente de este país. Salif Keita, Ali Farka Touré, Kandia Kouyaté, Toumani Diabaté, Omou Sangaré, Tinariwen – formación tuareg que mezcla música tradicional con sonidos rock, que recibió un Grammy Award en febrero 2012 en Los Angeles, y que tuve la suerte de ver en Madrid un mes después-, y desde hace algunos años, Amadou & Mariam.

Amadou & Mariam - Dimanche A Bamako

Amadou Bagayoko y Mariam Doumbia nacieron en Bamako, capital del país, hace ya mucho –digo mucho cuando es anterior a mi, uno tiene su coquetería-. Ambos perdieron la vista con los (pocos) años. Se volcaron en la música desde su más temprana edad y fue la música la que les unió, en 1975, en el Instituto para Jóvenes Ciegos de Bamako en 1975. Desde entonces no se han dejado nunca, ni cuando emigraron a Abiyán, Costa de Marfil, ni cuando se fueron a Francia, ni cuando llegó la fama y el reconocimiento internacional. Durante los 90, viven una primera temporada en París. Graban un primer disco, Sou ni Tilé, cuyo single Je Pense A Toi vende más de 100.000 ejemplares en 1998 en el país vecino. Sigue un segundo álbum y una serie de giras por Europa y los US. En 2003, Manu Chao, ya separado de Mano Negra, se enamora de su música y colabora con ellos en la composición de un nuevo disco, Un Dimanche A Bamako, que sale en 2004. El álbum, una pequeña joya de música maliense para oídos occidentales, recibe muchos premios, en UK y Francia entre otros, donde se venden más de 300.000 copias. Desde entonces, Amadou & Mariam son el ojito derecho de muchos artistas, les invitan a festivales, colaboraciones, actos reivindicativos. En 2006 co-interpretan el himno oficial del Mundial de Alemania, Zeit Dass Six Was Dreht, con el local Herbert Grönemeyer. En 2009 cantan delante de Barack Obama durante la entrega del Premio Nobel de la paz. El año siguiente forman parte del espectáculo de la ceremonia de inauguración del Mundial de Sudáfrica, al lado de Black Eyed Peas, Alicia Keys (¿quién?), Tinariwen. Menudo destino para dos niños malienses ciegos. Una bonita historia. Un disco hermoso.

Escucha entero Un Dimanche A Bamako, de Amadou & Mariam