The Day The Music Died

Imagina que Rihanna, Miley Cyrus y Beyoncé –me han dicho que Lady Solomillo ya no cuenta, esto sí que me ha descuadrado- encuentren mañana la muerte en un accidente de avión. Calla calla, no está bien alegrarse de estas cosas. Sería algo así como un terremoto en el panorama del entertainment musical. Millones de niñas –y no tan niñas, ¿verdad?- no encontrarían consuelo alguno durante semanas. La prensa amarilla, rosa o del color que sea, se llenaría de anécdotas sobre el vuelo, el avión, las circunstancias que les llevaron a coger el vuelo, detalles mil millones de veces repetidos y deformados en las redes sociales. Pues algo así sucedió el tres de febrero de 1959, cuando Richie Valens, Buddy Holly y The Big Bopper fallecieron cuando se estrelló el pequeño avión en el que viajaban rumbo a la gloria.

Sigue leyendo

John Cale & Bian Eno – Wrong Way Up

Es raro que la colaboración entre dos músicos de renombre –léase divas insufribles con egos hinchados con helio- desemboque en un trabajo digno. Cuando te pasa, es decir, cuando escuchas un disco de estos y llegas a la conclusión de que el resultado es grande, muy grande, mantén la calma, mira a tu alrededor y trata de identificar qué ha podido influir en tu buen juicio. Como ayer, estaba yo escuchando el disco que John Cale y Brian Eno sacaron en 1990, y dije, “esto no puede ser, algo habrá echado el camarero en la tortilla, o algo se habrá caído a ella”. Buf. Dado el bar cutre en el que me encontraba, de todo podía haber pasado. ¿Tienen las cucarachas asadas poder psicotrópico de tal forma que cualquier chorrada musical te parezca una obra maestra?

Sigue leyendo