Brigitte Bardot – Je T’Aime… Moi Non Plus

París, 1960. Un señor está a punto de cumplir cuarenta años y su mujer le quiere regalar algo muy especial. Como sabe de su pasión por Brigitte Bardot -más conocida en esa época por sus iniciales, BB-, acude a un local de tatuajes, donde pide que le dibujen una B en cada nalga. El día señalado, cuando él vuelve del trabajo, ella se encuentra desnuda, encima de la cama, el trasero como una ofrenda al amor de su vida. Él entra en la habitación, mira a su mujer, se fija en la escena, y le dice, lacónico: “¿quién es BOB?”.

Sigue leyendo

Gérard Manset – Matrice

A veces me pasa; aún teniendo asumido el reto tonto de nutrir el blog con una nueva entrada cada día, por mil motivos y por mucho que me pase el día pensando en ello, no puedo cumplir. Simplemente, no encuentro el tiempo de alimentarlo. Como cuando tienes un perro en casa, sabes que lo tienes que sacar a la calle para que haga sus cosas, pero una noche abdicas y dices: “venga obi-wan, haz lo que te de la gana, paso siquiera de recoger, hala, no miro, tú mismo”. Lo normal sería que no se molestara mucho, te mirara y dejara un recuerdo en el suelo, con mirada de pena que no sabes si va para la moqueta o tus narices. Pero nunca pasa, al final siempre encuentras algo de energía para llevarle fuera. Todos los días con la misma faena y un nuevo motivo de satisfacción. Como Fiouck y este blog.

Sigue leyendo

Philippe Katerine – Robots Après Tout

Ya sabes, me gusta fastidiarte el domingo con canciones imposibles. Esta vez vayamos a Francia, donde un tal Philippe Katerine lleva más de veinte años azotando las ondas, cuando le dejan, demostrando como un crack que se puede hacer música diferente y tener el reconocimiento –entendámonos, tampoco es David el Jeta- de los medios y el público sin mezquindad ni bajarse nunca los pantalones –o levantar la falda, según-.

Sigue leyendo