Boulpik – Neg Dafrik

Hay países así, olvidados por todos –yo el primero, vergüenza de tomate-, de los que se oye hablar sólo cuando las desgracias que asuelan sobrepasan el entendimiento. Haití ha sufrido en treinta años lo que pocos países en el mundo: dictaduras, terror, desidia de los organismos internacionales, abandono por parte de la inversión privada, huracanes mortíferos y terremotos aniquiladores. En estas condiciones, que sigan existiendo chispas de buen humor gracias a la música, roza el milagro.

Sigue leyendo

Kid Creole & The Coconuts – Tropical Gangster

Thomas August Darnell Browder es un tipo alegre. Criado en el Bronx en los 50, fan del jazz y swing de las Big Bands, de las películas del Hollywood de los años 30 y 40, vistiendo elegante al estilo zoot suit, rodeado de sexy y carnosas chicas, monta una banda inspirada por todo ello y con una única máxima : bailad y disfrutad, que la vida es corta.

August Darnell, o Kid Creole, acompañado por su amigo puertorriqueño Coati Mundi, después de un primer intento fallido (Dr. Buzzard’s Original Savannah Band), encuentran el filón con el Kid Creole & The Coconuts band, un sonido propio mezclando ritmos caribeños, funk, pop y swing. La indumentaria zoot suit, las Coconuts, sección de cobres desmesurada, guitarras funk, percusiones de las islas, y el baile irresistible del Kid.

Kid

A principios de los 80’s la banda arrasa en Europa, sobre todo en UK y Francia, donde sus discos se venden como churros y los conciertos son sold out. Aunque no tanto en EEUU, donde el estilo Zoot Suit trae malos recuerdos. En plena segunda guerra mundial, los “chicanos” de Los Angeles, máximos representantes de esta moda (pantalón acampanado de cintura alta sostenido por tirantes de color, camisa con lazo negro, chaqueta larga como un abrigo y sombrero de borde amplio) fueron el blanco de la ira de los marines estacionados en el puerto californiano a raíz de una pelea tonta. Las llamadas Revueltas Zoot Suit (Zoot Suit Riots) durarán semanas y se cobraran la vida de 5 jovenes de origen mejicano, mientras que ningún asaltante blanco será molestado por la justicia, pero esa es otra historia (o la de siempre en EEUU).

En 1982, Kid y sus Coconuts sacan Tropical Gangster, su tercer álbum de estudio, el más emblemático de la banda. Venderá millones de copias, como LP o singles tras singles. “Stool Pigeon”, “I’m a Wonderful Thing Baby” y “Annie, I’m Not Your Dady”, iconos achispantes de una época dorada en la que el Kid nos hacía felices en cuatro minutos.