Refused – New Noise

Cuando llegues al segundo 43 (0’43”) de New Noise, el tema estelar –es un decir- de la banda sueca Refused, más te vale no estar afeitándote, sea barba o ticket de metro, porque seguro que no te va a gustar ir al tajo con tajo. [no sé tú, pero para un franchute poco exigente como yo hoy, “al tajo con tajo” mola; además hace olvidar la expresión anterior, más dudosa si cabe, la del ticket de metro].

Sigue leyendo

Death Grips – The Money Store

Domingo. Anoche hubo fiestuki, así que dije, Fiouck no te pases, piensa en tus tímpanos maltrechos y tu neuronas en plena ruina, busca algo suave para el zumito. Así que nada mejor que Death Grips, ¿verdad? ¿No conoces Death Grips? Te va a gustar, pon el volumen a tope y relájate.

Sigue leyendo

The Prodigy – The Fat Of The Land

Rave. Término acunado en el UK en los años 60 por los inmigrantes del Caribe, utilizado al principio para referirse a las free parties que organizaban, en las que se tocaba música y consumía drogas en una comunión desinteresada. Luego en los 80, se volvió a poner de moda con la emergencia de la acid-house en Chicago, donde se montaban free parties en las que se tocaba música y consumía drogas en una comunión desinteresada. Luego volvió a Inglaterra, con la llegada del big beat, música electro con sonidos exagerados, que se escuchaba en free parties donde se tocaba música y consumía drogas en una comunión desinteresada. Me parto.

Sigue leyendo

The Dead Kennedys – Fresh Fruit For Rotting Vegetables

Eric Reed Boucher nace en Boulder, Colorado, en 1958. Hijo de padres trabajadores sociales -el pobre nace demasiado pronto como para tener padres hippies, que mola más-, desde muy pequeño le apasiona la vida social y política de su país, y se vuelve rápidamente protestón, provocador e irónico. Con 18 años, cuando se incorpora a la banda The Dead Kennedys, se elige un mote a la altura de la ocasión, Jello Biafra, formado por la marca de postres Jell-O (estos chismes gelatinosos que si no fuera por el color parecerían los sesos de Ray Liotta en Hannibal) y el país efímero que se independizó de Nigeria de 67 a 70, un país que conoció una de las peores hambrunas de la historia de la humanidad.

Con su amigo East Bay Ray, guitarrista, dan a luz a uno de los grupos más importantes, irreverentes y controvertidos de principios de 80’s en EEUU. No son especialmente precursores. Cuando empiezan a ensayar, los Sex Pistols ya se han separado meses antes. De hecho se sienten más influenciados por el punk reivindicativo y políticamente comprometido de bandas inglesas como Crass que por los iconoclastas Rotten & Vicious. En un año componen una decena de canciones demoledoras, con las que empiezan a dar conciertos, primero en San Francisco, desde donde inician su carrera, luego por toda California y finalmente en todo el país. Tocan en el famoso Whisky a Gogo de LA, en el CBGB de Nueva York, y se ganan a pulso una fama más que controvertida.

Dead_Kennedys_-_Fresh_Fruit_for_Rotting_Vegetables_cover

En septiembre de 1980, sacan su primer álbum, Fresh Fruit for Rotting Vegetables. La portada es una foto de coches policiales ardiendo, sacada de las revueltas del 21 de mayo 79 de San Francisco, como consecuencia de una sentencia muy favorable a un político californiano acusado del asesinato del alcalde y un concejal homosexual. El single “California Über Alles” es toda una declaración de intenciones contra Jerry Brown, gobernador de California de la época, al que acusan de tener una visión fascista en su política. El disco también contiene joyas como “Kill the Poor”, en la que Biafra “sueña” con una sociedad limpia sin pobres, “I kill children”, oda a un psicópata imaginario, “Holiday in Cambodia”, feroz crítica al régimen de Pol Pot y la complacencia de los países occidentales, “Viva Las Vegas”, versión loca del hit de Elvis Presley, “Funland at the beach”, en la que decenas de niños mueren aplastados en un parque de atracciones.

Un disco esencial. Sin duda el mejor de los cinco que sacan The Dead Kennedys hasta 1986. Ese año, Jello Biafra decide separarse del resto de músicos para centrarse en su faceta de activista social y miembro del partido verde.

 

Escucha Fresh Fruit For Rotting Vegetables, de The Dead Kennedys, entero