The Manhattan Transfer – Birdland

La de libros que leí sin ganas, casi por cumplir, para que no me miraran raro. “¿Cómooooooo? ¿No has leído estooooo?”. Hoy paso de sentirme medio retrasado mental sólo por ello, pero hubo una época en la que me dejaba influenciar con facilidad –sobre todo si quien parecía indignado con mi crasa ignorancia tenía un pecho de los que hacen bizquear-. Creo que si leí Manhattan Transfer, de John Dos Passos, fue por unas 95 C, mínimo. La carne es débil, qué quieres que te diga. Pero no terminé el libro, no pude con su estilo literario “flujo de conciencia” sin puntuación. Cansino, vamos. Con lo bonitas que son las comas, ¿verdad?. Por ello no entiendo cómo unos músicos hayan podido inspirarse en esta obra para bautizar su grupo, en principio no presagiaba nada bueno.

Sigue leyendo