Charles-Marie Widor – Toccata Sinfonía Nº 5 Opus 42

Y de repente me puse a tararear una melodía que llevaba años enterrada. Ninguna idea de lo que provocó que resurgiera. Pero enseguida supe que no encontraría la paz hasta localizar la obra y su compositor, y de paso, la película en la que la había oído por primera vez. Me ha costado lo que no está escrito, pero sabes, estoy feliz, porque la pieza es infinitamente más bonita que en mi recuerdo. ¿Bonita? Venga ya Fiouck, no seas tacaño… es magnífica, hermosa y emocionante. Una obra maestra para una película que tuvo la Palma de Oro en Cannes 1969.

Sigue leyendo