Daft Punk – Stephen Colbert

No me gusta Daft Punk. Je n’aime pas Daft Punk. I don’t like Daft Punk. Hop, tal cual. No me sacan de quicio, simplemente me irritan. Primero el nombre, hay palabras –para que me sigas, la segunda del nombre- que uno debería de usar con más cuidado, sobre todo cuando le sirves al mundo entero sopa disco soporífera. Segundo, tanta maquinaría de mercadotecnia es cansina, nunca antes un disco se había beneficiado de tanto teasing. A su lado los gurús marketing de Apple parecen principiantes. Y me fastidia que haya grupos –los cuatro sosos de Liverpool, Muse, Radiohead, y algunos más- que te llevan directo a la picota por crimen de lesa majestad, cuando no puedes reprimir una mueca al escuchar sus nombres.

Total, que por qué Daft Punk hoy en el blog si no me gustan? Porque antes de cualquier otra cosa, me gusta el humor -el mayor de todos los talentos-, y hoy me he reído mucho al ver una versión de Get Lucky, interpretada por Stephen Colbert, el presentador más divertido de todo el panorama televisivo americano.

Resulta que los tenía programado para su show, Colbert Report, en Comedy Central, cuando –por lo visto- muy poco antes de la fecha prevista, cancelaron su participación por un oscuro problema de exclusiva de derechos con la MTV. Stephen Colbert no sólo los puso a parir –con la sorna que le caracteriza- sino que interpretó una versión graciosísima de la canción, en la que participaron actores de la talla de Matt Damon, Jeff Bridges, Hugue Laurie, Brian Cranston –serie Breaking Bad-, otro presentador famoso, Jimmy Fallon, y algunos más que no me suenan.

No te digo más, te dejo abajo el link hacia el vídeo en youtube. Stephen Colbert es un crack, a mi me ha dejado con la sonrisa puesta para el resto del día. Hasta baila genial el capullo!

Por cierto, ya que se trata de un blog musical, también te dejo el link hacia una canción de la banda pre Daft Punk, Darlin’, allá por los 90’s. Se vendieron 1.500 copias del single en vinilo, así que si tienes uno, eres rico. Hay una anécdota, claro, resulta que esta canción está en el origen del nombre del grupo: después de escucharla, un crítico del Melody Maker les trató de daft punk –punk chalado-. Les gustó y se quedaron con el nombre. Lo curioso es que la canción mola, esa especie de blues con nervios. Algo se avecinaba. Pero se perdieron por el camino.

 

Links: Colbert report, Get Lucky – Canción pre Daft Punk, Darlin’

 

Woodkid – The Golden Age

Woodkid, niño prodigio de 30 años, francés muy sobrado de talento, está detrás de algunas de las realizaciones musicales más interesantes de los últimos años, a pesar de su corta edad. Es director de vídeo, diseñador gráfico, compositor e intérprete de su propio proyecto musical, original por no decir experimental.

Se llama Yoann Lemoine (ya, menos glamour que Woodkid), estudió ilustración y animación en una escuela de arte de Lyon, se fue a Londres a ampliar conocimientos en serigrafía, antes de instalarse en Paris en 2004. Trabajó con Luc Besson –realizador de algunas películas taquilleras como El Gran Azul, Nikita, León, El Quinto Elemento, etc-, para el juego sacado de Arthur y los Minimoys, y posteriormente con Sofia Coppola, para la película Marie-Antoinette.

Se hizo famoso por la realización de un vídeo sobre el SIDA –es abiertamente homosexual y como tal muy comprometido con esta causa-, por el que ganó cinco Lions –el equivalente a los Oscars de la publicidad- en el Festival International de la Publicité de Cannes en 2010. El vídeo, que no se corta un pelo, es divertido y francamente simpático (clic), aunque no hay duda de que logra su propósito de concienciar a los más jóvenes.

Con estos galardones, le empezaron a llover propuestas para realizar videoclips: Moby, Yelle, Katy Perry, Taylor Swift, Rihanna & Drake, aunque todavía se le conoce sobre todo como el director del famoso vídeo de Born to Die, de Lana del Ray.

woodkid

En paralelo, compone temas y canciones que acaba de reunir en un primer álbum, llamado The Golden Age. En portada, pone una composición gráfica que de estar debajo, le cubriría toda la cabeza. Qué les pasa a los artistas franceses del momento –Daft Punk, Cascadeur, etc-, que no quieren que se les vea la cara? Algo tendrán que esconder! El disco en algunos aspectos se parece al primer opus de Moby, él solito frente a mil máquinas de producir sonidos y efectos sonoros. La música está a medio camino entre Cascadeur y Jay Jay johanson. Melodías elegantes, lirismo barroco en las composiciones, épica de ciertos estribillos. Muy 2013 vamos. Algunos temas rozan la música de las grandes BSO de Hollywood (como Shadows), o de las pelis del oeste al estilo de The Last Shadow Puppets (tema The Great Escape). Para cada single, Woodkid realiza un bonito vídeo, que no deja de ser esto, bonito, con mucha más estética y simbolismo que emoción, y con claro culto al cuerpo masculino. Pero mola. Iba a decir, perfecto para un sábado lluvioso, aunque parece ser que el sol se está imponiendo. Woodkid, The Golden Age. Bonito disco.

Escucha entero The Golden Age, de Woodkid