Gene Vincent – Be Bop A Lula

He tenido un domingo un poquitín delicado. Uno de estos que entran directamente y sin rodeos en el “Top 3 Domingos Delicados”, arrastrando un saco enorme de reflexiones y preguntas mil. ¿Por qué no le hice caso a mi frase dominical de siempre, “zumito y a misa”? Porque en el fondo no mandamos nada, las cosas ocurren y no hay más remedio que enfrentarse y vaciar el saco, en ayunas a poder ser. Era mi minuto “reflexión sobre la vida”, prosa neo filosófica de dos duros, parecida a aquellas frases o citas insoportablemente mediocres que circulan por Linkedin. Así que, volvamos a las raíces; nada mejor que las raíces cuando las cosas de repente no pintan igual que antes.

27 de enero de 1956. Se edita Heartbreak Hotel, de dios Elvis, dieciocho meses después de That’s Allright Mama. 28 de enero de 1956, la industria musical empieza a asumir que las cosas han cambiado para siempre, que no es sólo un golpe de efecto o patadón que Elvis Presley le acaba de dar a la música popular, sino el camino a seguir. Y muchos son los que van a intentar seguirle los pasos, soñando incluso con llevarle la delantera. Sesenta años después, sabemos que nadie lo ha conseguido, aunque algunos sí han logrado marcar un trocito de la historia con su particular huella.

Ese fue el caso de Gene Vincent. En 1954, Vincent Eugene Craddock pasó numerosos meses en el hospital, a raíz de un accidente de moto –con una Triumph que se había comprado después de firmar por seis años en el ejército-. En su cama de hospital, mientras peleaba para salvar su pierna, empezó a escribir canciones, pensando en interpretarlas nada más salir del hospital. En 1955, asiste a un concierto de Elvis, todavía poco conocido. A partir de aquella noche, sólo piensa en convertirse en cantante de rockabilly y triunfar.

En Febrero de 1956, participa en un concurso musical presidido por Sheriff Tex Davis, locutor de radio, con el que entabla amistad. Invitado a producirse cada fin de semana en directo, un día interpreta por primera vez Be Bop A Lula. Uno de los días más importantes en la historia de la música popular, sin duda.

Gene Vincent

¿De quién es la canción? No se sabe a ciencia cierta, varias hipótesis circulan, alimentadas por leyendas propias de un gremio que vive de ellas. Gene Vincent primero dijo que la había escrito en su cama de hospital, y que Tex Davis había compuesto la música. El primero dijo que se le ocurrió después de leer un tebeo llamado Little Lulu. El segundo, después de escuchar una vieja canción de blues, Don’t bring Lulu. Luego aparece un tal Don Graves, compañero de lucha de Gene en el hospital, que contó que la letra era suya y la música de Gene. Luego la génesis se torció un poco más, se aventuró que letra y música eran de Don Graves y que Gene Vincent se los había comprado por 25 ó 50 dólares según las fuentes, para revender la mitad de los derechos a Tex Davis. Finalmente, es probable que el músico se los comprara a un músico callejero, tan feliz de ganar de un golpe más que en una semana de mendicidad.

La canción llamó inmediatamente la atención de Ken Nelson, de la discográfica Capitol. Invitó a Gene Vincent y su banda, llamada The Blue Caps, a venir a grabarla en los estudios de Nashville. Casi no llegan a tiempo, por culpa de una niebla que prácticamente anuló su vuelo. Finalmente desembarcaron justo antes de la sesión de grabación, en la que tocaron tres temas: Woman Love, Race With The Devil y Be Bop A Lula.

Be Bop A Lula salió el 2 de junio de 1956, en la cara B de un disco que pretendía promocionar Woman Love. Ante la falta de resultados de esta última, Capitol rectificó y mandó un nuevo 45t con Be Bop A Lula en la cara A. Entró instantáneamente en el #7 de las listas de venta US. El 23 de junio ya se habían vendido 200 mil copias. Dos millones a principios de 1957. Entre diez y veinte millones hoy día.

Figura en el #103 de la lista de las 500 canciones más grandes de todos los tiempos de Rolling Stones. Es posiblemente la canción preferida de los cuatro sosos de Liverpool –fue el primer disco que se compró McCartney y además conoció a John Lennon justo cuando este la estaba tocando con The Quarrymen-. Ha sido versionada por los más grandes rockeros de la historia, incluso por el mismísimo Dios Elvis. Aunque de quedarme con una versión, la de Alan Vega, de Suicide. Fabuloso disparate. Enorme.

 

 

 

4 pensamientos en “Gene Vincent – Be Bop A Lula

  1. Pingback: Joan Jett & The Blackhearts – I Love Rock’n’Roll | Un día, un disco.

  2. Pingback: Imelda May – Tribal | Un día, un disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s