Juventud Juché – Quemadero

Estaba buscando algo para sacarte de la cama, algo radical, para celebrar ese sol que por fin se ha puesto las botas –doc martens amarillas talla 45-, cuando me topé con una canción de una banda llamada Juventud Juché, el grupo más explosivo que había escuchado en mucho tiempo. No sabía nada de ellos hasta encontrar una grabación de uno de sus primeros temas, Salvador. ¿Punk cockney del 77? Eso parecía, pero cero patato. Punk madrileño del 2013. Hay que ver lo que está dando de sí el underground de la capital últimamente. A ver si voy a tener que cambiar el chip y escuchar más producción nacional.

A los treinta segundos ya me tenía encantado. De todos modos no te dejan mucho más tiempo para decidirte, ya que en su primer EP, publicado hace un año, los siete temas no pasaban del minuto y medio. Alguno ni llegaba a los sesenta segundos. Los tres componentes –dos publicistas en paro y un informático- han recuperado el sonido simple del punk rock original, frenético y ruidoso, fresco y rabioso. En especial de Gang of Four, su máximo referente según he podido leer por ahí. También hay quien les asemeja a Crass, Wire, Birthday Party o Public Image, todas referencias que tengo en común con ellos, good boy Fiouck. Hasta que me sentí muy viejo al leer, en una entrevista, a qué grupos escuchaban últimamente: Coil, Pylon, Neo Boys, Polyrock, Excepter y The Clean, Wolf Eyes, Demdike Stare, Pharmakon, Dirty Beaches, Morenas, Extinción de los Insectos, Vida, Carnisaur, Terrier, Mihassan, Don The Tiger, Caramuerto, Fasenuova, Cal y Negro. Ni uno, es desesperante ver que no me suena ni uno, buf. Voy a abrir un blog de punto de cruz, estaré menos desfasado.

juventud juche

Lo que no he encontrado es el significado de Juché. La Wikipedia tiene una entrada para la palabra Juche, y se refiere a “la base ideológica de la República Democrática Popular de Corea”. No sé, a Dennis Rodman también le encanta el régimen norcoreano y a su temible líder, Kim Jong-Un. Qué cosas. En diciembre de 2013, Juventud Juché publicó su primer álbum, Quemadero, que recibió una calurosa acogida por parte de blogs, revistas, fanzines y hasta periódicos de tirada nacional. Y yo sin enterarme. Doce canciones con una duración media de dos minutos, se han estirado. Se ve que están cabreados, enfadados con todo dios, hay mucha mala leche –leche entera bien fresca eso sí-. Lo que más me llama la atención, es la envidiable energía del batería. No sé lo que toma, pero me tengo que enterar, por mi que ha dado con la receta del elixir de la eterna juventud.

Juventud Juché, no cambiarán el mundo, pero por lo menos no lo hacen ni más feo ni más aburrido como otras tantas miles de bandas. Quiero verles en concierto, me pondré en el fondo, que delante tiene que ser un infierno, un revival punk en toda regla.

Venga, sube el volumen y salta en tu cama, luego zumito y a misa.

 

 

 

9 pensamientos en “Juventud Juché – Quemadero

  1. Pingback: Kovalski – Punto De Quietud | Un día, un disco.

  2. Pingback: Post número 500 – Falta Poco | Un día, un disco.

  3. Pingback: Fuck 2014 – Bring 2015 | Un día, un disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s