Foreigner – I Want To Know What Love Is

Fiouck’s Summer Series #30.

Venga, tú sí que puedes tomate marchito, dale fuerte este fin de semana, que el lunes se acabó la pesadilla. Otros dos Summer Series, y a volver a los fundamentos. Te/me tengo preparado una serie de grupos rock, que te/me van a sacar de ese entorpecimiento estival. ¡Teme! .. Qué bueno Fiouck, you are the fucking milk. Se acabó el Baileys, volvamos al Seagram. Se acabaron las alitas de pollo estilo barbacoa, volvamos al cordero vindaloo estilo Ganges. Se acabaron las chanclas, volvamos a las botas negras. Se acabó el cigarro electrónico, volvamos al canuto de tres hojas con filtro de cartón. ¡Volvamos al rock!

Pero antes, me quedan dos Summer Series. Porca miseria. El método Coué no siempre funciona, luego está la dura realidad. Y mira tú por dónde, hoy toca Foreigner. Para que veas que no me lo pongo fácil, que a pesar de tener la señal de batería parpadeando, no me escaqueo ante la adversidad. Foreigner. Son al rock lo que Gallardón al Ministerio de Justicia. Como que algo no pega. De todos modos, y consciente de que el hábito no hace al monje, cómo darles crédito a unos tipos con esta pinta? Mira la foto.

foreigner

Luego detrás de estas melenas ochenteras improbables, cierto, había músicos, de los buenos. Especialmente el guitarrista, Mick Jones. No, el co-líder de The Clash no, esto sería como un regalo navideño con bastante antelación –o retraso, según si sueles ver un vaso medio vacío o medio lleno-. Antes de montar Foreigner en 1976, Mick Jones ya tenía una carrera musical de cerca de quince años. Después de dejar su Sommerset natal, se estableció en Francia, donde hizo de guitarrista de sesión de un montón de cantantes rock y yeyé galos de los 60’s. Compuso y tocó muchos temas para Johnny Hallyday –el Elvis francés, como le solían llamar-. En A Tout Casser, tocó incluso al lado de Jimmy Page, pero no se daría cuenta del milagro hasta verle subirse en un escenario años más tarde con Led Zeppelin. En 1971 montón su primera banda, Wonderwheel, luego Spooky Tooth en 1972, luego Leslie West Band en 1973. Ninguna funcionó. En 1974 trabajó como guitarrista para Peter Frampton y posteriormente para George Harrison. Y se marchó a EEUU, hartito de tanto fracaso.

Allí, gracias al empeño del antiguo manager de Leslie West Band, volvió a lanzarse. Reclutó músicos buenos –Ian McDonald, ex King Crimson– y un cantante con buena voz, cosa mucho más complicada. Después de probar con cuarenta o cincuenta de ellos, llamó a un tal Lou Damm, cantante de una banda llamada Black Sheep. Se habían conocido anos antes, cuando Lou Damm se metió en el camarote de Mick Jones, después de un concierto de Spooky Tooth, para regalarle su álbum. Pasaron los años hasta aquella famosa llamada. Primero se llamaron Trigger, pero el nombre ya estaba cogido, y finalmente decidieron aplicar al grupo su condición de extranjeros en EEUU, Foreigner.

Al principio berreaban una especie de hard rock no muy convincente, como si no fuera con ellos. Poco a poco, a medida que iban sacando discos de estudio, su estilo se suavizó, hasta ser considerados como los inventores de esta abominación, el rock fm. O lo que es lo mismo, una música hecha para gustar a un máximo de auditores de las radios fm, en su camino a las vacaciones en autopistas del planeta entero. Más sirope pop que brebaje rock. Siempre bien hecha eso sí, buena composición y buena interpretación. Arrasaron una primera vez con Urgent, un tema sacado del álbum 4, en 1981. Y tocaron definitivamente el cielo con I Want To Know What Love Is, del disco Agent Provocateur, salido en 1984. Luego desaparecieron del mapa, a pesar de varios intentos de reformar la banda. Pero entre los egos desproporcionados, la enfermedad de alguno, el alcoholismo de otro, de momento no les queda otra que vivir de las rentas, gracias a sus cincuenta millones de discos vendidos en doce años. ¿Por qué no me hice músico?

 

 

 

3 pensamientos en “Foreigner – I Want To Know What Love Is

  1. Cuando leí el título del post dije: Fiock me ha leído el pensamiento. El otro día en tu post de canciones “lentas” no comenté nada, pero mientras mis compañeras de insti suspiraban con los lentos de Toto, yo sólo me levantaba del sofá por Foreigner, Whitesnake y/o Scorpions ……todos los lentos de las bandas rock fm o “long hair bands” (yo suspiraba por el cantante de skid row, Sebastian era la perfección hecha hombre) . Coincido en lo de volvamos a las botas de cuero, mientras algunos del grupo fumaban lo mismo que tú, ésta pequeña fashionista degustaba More mentolados y bebía clericó….qué verano aquel del del 88′! 😉

    • A ver a ver a ver, era sólo una imagen, yo no fumo de estas cosas, si he dejado el cigarro hace diez años como para fumar porros de ciencia ficción:-)
      Esto de clericó qué es?

  2. Pingback: Boston – Boston | Un día, un disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s