Giuseppe Verdi – Requiem

Hoy me he morido, tal como podía haber dicho Howard Buten en su fabulosa novela Cuando Yo tenía Cinco Años Me Maté. El Tomate cretino en entredicho. Pido a dios Elvis que me fulmine sin juicio, que caigan sobre mi humilde persona 25.000 voltios rock’n’rolleros y redentores. Me han desenmascarado. Pillado infraganti me quedo. Fiouck al descubierto, el fracasado, incapaz de ir hasta el final de su sueño idiota de dedicar 1.000 entradas seguidas a 1.000 grupos distintos. Estoy acabado. Tan cerca estaba…

Esta tarde he recibido una captura de pantalla del blog, enviada por un fiel lector. De verdad le he de llamar así? Esto no es fidelidad, es maldad pura, seguro que estaba al acecho del tropiezo. Llamar a Tele Búlgaro no me compensará el disgusto ni lavará la afrenta. Sí, lo admito, pequé. En la captura se ve el resultado de cuando uno busca Earth Wind & Fire. Devuelve dos resultados. Dos. ¡Dos!. Dos entradas, dos posts = un único fracaso, un sonoro y estrepitoso fracaso.

Al principio no me lo creía. A ver, no te vayas, escúchame, deja que te lo explique: cuando inicio la redacción del post del día, en principio siempre busco si el artista ya ha tenido su entrada. Por si las moscas, porque 860 reseñas son muchas y cualquiera puede tropezar dos veces con el mismo escollo musical. Pero aquel día, mejor dicho aquellos días -19.05.14 y 17.03.15-, se me pasó. Ays… ¿Lo peor? Ni me atrevo a leerlas, vete tú a saber qué contaría en ambas, cruzo los dedos para que conserven cierta coherencia.

Verdi Requiem

Total, a 139 entradas de la meta, me veo obligado a tomar una decisión. Si fuera un tipo guay, tiraría la toalla y me bebería media botella de Plymouth a secas -cual Carlos Sainz a 500m de la llegada del rally de Inglaterra en 1998, aunque no sé lo que se zampó aquel día-, y dejarlo en 861días-861discos.net. También me han sugerido borrar una de las dos entradas, como si nada y tan pancho. Y yo qué sé, creo que el Tomate tiene muchos defectos, ¿pero cobarde?. Más que nada porque colmar el hueco al eliminar una entrada se me hace muy complicado, dudo que WordPress me deje. Juas…

Así que qué, ¿sigo hasta el tres de noviembre tal como me propuse?

Propongo usar el comodín del público –sí, tú- seguro que me dejáis, ¿verdad? Sois buena gente, no lo dudo. Con Pere, ya veré lo que hago…

Como castigo, no veo más que una forma de reparar el fallo: música mortuoria compuesta por un tramposo italiano. Verdi. Requiem. ¿Lo pillas? Lamento dedicarle sólo dos palabras, pero no estoy en condiciones. Y sí, no te preocupes, ya he mirado como 52 veces si ya había estado por aquí, incluso busqué Berdi, de paso. Así que tratemos de olvidar el incidente con este S – U – B – L – I – M – E réquiem de Giuseppe Verdi, Dies Irae, Libera Me. ¿He dicho sublime? La verdad es que la palabra se queda a años luz. Durante 9’17” casi, casi, se me olvidaron los Sex Pistols. Es una maravilla, pura magia suntuosa. Se la pondré en bucle a los búlgaros, para que vayan calentado.

 

 

 

10 pensamientos en “Giuseppe Verdi – Requiem

  1. Ten cuidado con lo que deseas, se puede hacer realidad.
    Mea culpa, en cierta ocasión te hice una petición (un post para el 4 de noviembre) y apelé al hecho de que es el cumpleaños de mi marido y sería un magnífico regalo, te negaste a alargarlo nu un día más, ahora a petición popular te lo tendrás que currar…y me uno a chocolat75, que sea en español. El público ha hablado 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s