Wolf Alice – My Love Is Cool

El otro día me encontré en El País con un artículo sobre un grupo de rock UK -¿de dónde si no?- que no conocía. El Tomate exhausto que ya no da ni una. Me llamó poderosamente la atención, no el grupo, sino el hecho de que no había oído hablar de esta banda nunca, porque El País tiene una sección de música que da pena, quitando los artículos de Manrique. Siempre van a remolque, apostando por lo seguro, temerosos de perder los últimos cuatro lectores de pago que les quedan.

Pero me apunté escuchar a Wolf Alice, por si acaso un becario osado hubiera colado una reseña sobre su grupo fetiche, una perla con las que UK nos regala cada poco tiempo, saltándose la regla editorial de oro y restando un lector Premium en el contador gigante plantado en medio de la redacción. 4….. ting…. 3….

Pero va a ser que no. Wolf Alice es un grupo de “rock para chiquillas”, como me gusta llamarles, con su legión de fans pre-púberes y sus millones de visionados en Youtube. El honor del Tomate a salvo. No son Savages, no son Toy, no son King Krule. Son Wolf Alice y ya me están poniendo de mala leche.

Wolf Alice - My Love Is Cool

Realmente que cada cual haga o escuche la música que quiera, faltaría más. Pero que no engañen al personal con declaraciones grandilocuentes como “la última sensación del indie británico”. Si precisamente sensaciones no transmiten ni una, como mucho aburrimiento y bostezos de escándalo –cuando me lo propongo, puedo bostezar que parezco un agujero negro-.

¿Qué más? Y yo qué sé, no me inspiran nada de verdad, a lo sumo reconcomio por acabar con el post e ir a ducharme escuchando los tres arriba mencionados. Jabón + agua caliente + Left Myself Behind (Toy) = cuerpo impoluto y alma revitalizada. Lo mismo con Giant Peach (Wolf Alice) = te quedas medio dormido bajo el agua, resbalas con el jabón y terminas en la UVI. Eso sí para el sueño son la leche.

Bueno he de cumplir: son de Londres, sumando la edad de los cuatro miembros, no llegan ni de lejos a un siglo, la BBC y el NME –con lo que ha sido esta revista- fueron su trampolín hacia las páginas de El País. Dicen inspirarse –escucharán los discos al revés, otra cosa no veo- en los Strokes, Pixies -¡Pixies!-, White Stripes, mientras que los medios los comparan con Nirvana –ayayayyy-, Mettalica, Elastica, Hole o The XX.

En fin, larga vida Wolf Alice.

Y tú, Tomate, el agua está a temperatura, hay una pastilla de jabón nueva -el no va más-, y sólo tienes que darle al play.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s