Savages – Silence Yourself

Uch. Muchos sintetizadores, violines y guitarras etéreas esta semana. Viene bien de vez en cuando, me gustan claro, pero los genes son los genes, y ya es hora de volver al rock’n’roll. Y ya que estamos, a la larga tradición del rock de chicas. No, no hablo de las Ketchup. Que me las despachurren. Hablo de The Slits, The Runaways, The Donnas, The Go Go’s, Kittie, Girl School, las Ultrasónicas, y más recientemente a Au Revoir Simone. Vale, no es que haya miles. Pero en un sector tan machista como el del rock, tienen su mérito.

Y no por ser de chicas tiene que ser más tranquilo. Que se lo digan a Savages, la última maravilla rock inglesa, que está atrayendo las miradas de todo lo que UK cuenta con ojeadores, periodistas y blogueros. Y fans, claro. Se formaron a finales de 2011 y ya se les ha incluido en la lista previa de candidatos al Mercury Prize (los óscars de la música), al lado de Bowie, Foals, Arctic Monkeys, entre otros. El típico fenómeno rock, aunque no son las primeras en gozar de tal atención y habrá que ver si pasan el corte. De momento son las “pequeñas” protegidas de Pitchfork, que les ha dedicado más artículos en un año que a cualquier otro grupo novato.

savages

Savages es ante todo la historia de su cantante, Jehnny Beth. No es ni de Londres, ni de Manchester, ni de Bristol. Ni de Nueva York ni de Los Angeles. Sino de Poitiers, Francia. Ya, menos glamour. Y para rematar tampoco se llama Jehnny Beth, sino Camille Berthomier. Cuentan que de niña, sus padres, en una actitud propia de ciertos intelectuales caricaturescos, le prohibían entretenerse con juegos o actividades propios de su edad, ni ver la tele. Así que estudió en la Escuela de Artes Dramáticos, antes de iniciar una carrera como actriz, en películas típicas de cine de poco presupuesto francés –ahí dentro cabe de todo-. Fue preseleccionada para el César –Goya francés- a la mejor actriz revelación por su papel en su primera película, pero luego se pasó a la música. Fue cantante durante tres años de una banda llamada Motel –no confundir con The Motels, de mi querida Martha Davis-. Luego se marchó a Londres, con su novio Nicolas Congé –aka John Hostile-. Allí crearon un dúo de electro indie, John & Jehn. No sabía de este combo hasta escribir este post, pero a veces hay que saber flagelarse y hacer penitencia, pues me encanta lo que hacían –te dejo una canción para escuchar, 20L07-. En 2011, corte de pelo y cambio de rumbo para la cantante, conoce a Gemma Thompson, guitarrista que va muy en serio. Crean Savages, con otras dos chicas, Ayse Hassan –bajista, tremenda- y Faye Milton, batería.

Vuelta a un periodo en el que ninguna de ellas había nacido. Sonido post punk fresco aunque guerrero, Savages evoca Siouxsie, Joy Division o incluso Public Image. Marcial, sepulcral, indomable. El bajo es tremendo, la guitarra peleona, y la Camille va de Patti Smith repartiendo tortas a toda una serie de malvados. El primer álbum, Silence Yourself, se publica en 2013. A partir de ahí, todo es posible. Decide tú mismo escuchando aunque sea Shut Up. ¡Rock’n’roll!

 

 

Escucha las mejores canciones del álbum Silence Yourself, de Savages

3 pensamientos en “Savages – Silence Yourself

  1. Pingback: Jake Bugg – Jake Bugg | Un día, un disco

  2. Pingback: Dub Incorporation – Paradise | Un día, un disco.

  3. Pingback: Duke Garwood – Heavy Love | Un día, un disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s