Aby Ngana Diop – Liital

Cuando seas muy mayor –ya sabes, cuando te pases el día fastidiando al resto del mundo para vengarte de no tener otra cosa que hacer-, recordarás con cariño esas entradas raras en un blog de música más raro aún, que no paraba de hablar de grupos y cantantes más desconocidos unos que otros. El de hoy lo puedes enmarcar y colocar encima de la chimenea del radiador eléctrico, por si te termina fallando la memoria –que va a pasar, no lo dudes-.

Aby Ngana Diop. ¿Wtf? Hay muy poca información sobre esta cantante senegalesa. Si Google no devuelve nada que valga en la primera página de resultados, aún asociando todo tipo de palabras, es que lo que buscas apenas existe. Eso le pasa a esta artista africana. Y eso que tiene una curiosa particularidad. Si miras detenidamente las pocas fotos que hay de ella, verás que tiene los dedos índice y mayor de la mano derecha chamuscados y ennegrecidos. Eso de tanto ponerlos en un enchufe.

Aby Ngana Diop era así. Se colocaba delante de un micrófono, empezaban sus músicos a tocar y ella inmediatamente metía los dedos en un enchufe para cantar a un ritmo vertiginoso. Lo suyo era una metralla de palabras, sonidos y gritos, bucles de sintetizadores saturados, samples estridentes, en la más pura tradición Mbalax senegalesa. Sólo he logrado rescatar tres canciones de ella para que te hagas a la idea. Impresionante. A su lado, los raperos más virulentos se parecen a los monjes de Silos.

Aby Ngana Diop

Nació en 1927 y falleció ochenta años después. Su carrera se estiró a lo largo de las décadas y para mantenerse en la “elite” musical de Senegal, se dedicó a cantar alabanzas de los distintos Presidentes que se sucedieron al mando del país, desde Leopoldo Sedar Senghor y Abdou Diouf hasta Abdoulaye Wade.

Y si google encuentra poca cosa sobre ella, sí podemos contar con el valioso trabajo de un sello americano llamado Awsome Tapes From Africa, que se dedica a rescatar rarezas del continente africano para volver a editar viejas grabaciones. Así es como a finales del año pasado, publicaron en versión digital una de las pocas cassettes audio que Aby Ngana Diop grabó, Liita. La calidad del audio no es nada del otro mundo, pero tiene ese inmenso mérito de darnos una oportunidad de descubrir estos talentos ocultos, de gente apasionada por su música, las músicas.

Chapeau para el sello. Menuda mujer que la Aby. Genial.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s