Lia Ices – Ices

Lia Ices publicó su tercer disco en septiembre del año pasado, llamado simplemente Ices. Cuando le tocó abrirse un poco para la promoción del álbum, lo ilustró de la siguiente manera: Ices es la celebración del vuelo y la ligereza, la convicción de que uno puede dejar la tierra, que si te sientas en el ala de un avión, vas a llegar a lugares reales en pleno sueño, que vas a vivir experiencias fuera del cuerpo, volar alto y perderte en otra persona.

Vaya. Y yo que a veces me digo que debería frenar mi consumo de copitas de Rueda, cuando viéndole veo que me queda margen. Esta moza está un poco ida. Rondará los 35 años por lo que he podido comprobar con google imágenes –no sale el dato ni en su diminuta wiki, coquetería de las chicas guapas supongo-, pero habla como las adolescentes que acaban de descubrir que el rubito de la casa de al lado es un capullo. Se inventan otro mundo, etéreo, en el que los rubitos son encantadores. Más les vale no salir de su mundo de yupi nunca.

Print

Lia Ices es indudablemente guapa y su música sumamente bonita, pero para mi este tipo de discurso sólo se excusa cuando te has fumado medio terreno de fútbol. Bueno igual es el caso, al fin y al cabo hay cada vez más estados norteamericanos que han legalizado el consumo de césped.

Lia Kessel, de su verdadero nombre, nació en Connecticut, luego se fue a vivir a Chicago, luego a Nueva York –Brooklyn, es más bohemio chic- y finalmente aterrizó en California. Todo ello sin olvidar de tocar el piano a diario desde los cinco años y darle al teatro experimental, cómo no. ¿Cómo llegó a lanzarse en un mundo tan poco dado a las soñadoras seráficas y vaporosas, publicar tres álbumes en seis años, lograr algo de reconocimiento –algo- y no acabar en un psiquiátrico con la mirada perdida y dolida? Yo qué sé, será fuerte la moza.

De este tercer disco dicen que es menos indie que los anteriores dos. Digo dicen porque no los he escuchado. Este sí y me resulta muy bonito y agradable. No va a revolucionar nada –ni lo pretenderá, digo yo-, pero cuando vuelva la primavera, sonará perfecto para las primeras cañas en las terrazas sin ayuda de los calefactores. Última pista: te gustará si te gusta Kate Bush, Feist, o Cat Power.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s