Lil’ Kim – Lighters Up

Nada más levantarme esta mañana –para el lector distraído, la mañana de ayer-, sabía que el post de hoy no se iba a extender mucho. La culpa la ha tenido una agenda muy cargada en la que no pararon de inmiscuirse imprevistos que hacen resoplar en vano. Estuve todo el día con el runrún “Fiouck, Fiouckiño, who the fuck are you going to poner en tu blog, querido?”. Se ve que me escuchó el hada buena, me mostró una pequeña pista hacia la lucecita: a un post corto le tiene que corresponder una artista corta. Short. Diminuta. Muy.

Estuve buscando un rato en internet, un rato pequeñito, google lo tiene todo. Encontré una especie de ranking llamado “short celebrities”, encabezado como no por chicas. Lil’ Kim gana con holgura, la única que no llega ni a cinco pies –era una web americana-. Es decir, menos de metro y medio según el estándar internacional, porque de utilizar el mío superaría los dos metros. Me vino bien, porque apenas sé quién es, da igual si le retrato sin miramientos.

Lil’ Kim es tan pequeña que llegó a dormir una temporadita en el maleterito del cochecito de su madre cuando ésta se separó de su padre. Lil’ Kim es tan pequeñita que cuando se mete con alguien –Nicki Minaj, que le llegó a calificar de “estúpida puta”, ellas sabrán, yo no me meto-, es con otra cantante pequeñita, 5 pies y 2 pulgadas, algo así como 1,55m.

Lil' Kim

Lil’ Kim es tan pequeñita que cuando la justicia le condena por perjurio, le cae una penita cortita de un añito, cuando otros se han pasado toda la vida en la cárcel hasta la letal inyección por crímenes nunca cometidos pero esta es otra historia que no pienso desarrollar aquí ya que te recuerdo que quiero hacer un post corto e irme a la cama a mover con el dedo las tareas de la agenda sin hacer hasta el día de mañana como buen seguidor de la teoría de la procrastinación que algún defecto tengo que tener. Respira hondo.

Así que Lil’ Kim es pequeñita, con una carrera cortita y una discografía reducida. He pillado tres canciones al azar, como rapera no tiene porque tenerle envidia a nadie, no está nada mal. Pobre, le ha tocado un mal día del Tomate cretino. Las 00h36, me llama la cama, bostezando más que yo. Una cama enorme.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s