Gorillaz – Demon Days

Me preocupa que al día siguiente de llegar a 1.000 entradas y acabar con este camino al Gólgota cubierto de chascarrillos dudosos y mp3 disparatados, me de cuenta de sonoros olvidos. Cruel sería contemplar las horas invertidas en encontrar alimento musical diario para comprobar luego que no está tal o tal artista. Debería ponerme en serio a repasar los grupos que me gustaron o me siguen gustando, sólo me quedan 163 posts para no darme el disgusto.

Casi le pasa a Gorillaz. De no ser por mi hija que se extrañaba hace poco que no estuviesen, quedaban botados. La culpa la tiene Damon Albarn, su co-creador –después de abandonar Blur y antes de montar The Good The Bad & The Queen-. De no ser el músico más creativo y original de los últimos quince años, no le hubiera mencionado en tantas entradas y no estaría con la sensación de que ya le había hecho un hueco aquí.

Mi hija insiste en que ponga Demon Days, el segundo álbum publicado en 2005 con una portada icónica. La de veces que lo escuchamos, le flipaba –eso diría ella, yo uso un lenguaje más castizo, di que sí-. Por mi me decantaba por Plastic Beach, el tercero. Me flipa –y dale- Stylo, el single que le gana con holgura a DARE en número de visionados en Youtube -32 millones vs 25-. Aunque lo que me fascina sobre todo es la portada. Me recuerda los discos de Yes, la banda psicodélica de finales de los 70’s, que ilustraba sus discos con dibujos de improbables islas flotantes en el espacio. Quería una, respiraban paz, el mismo efecto que me provoca Plastic Beach.

Gorillaz Demon Days

Gorillaz tiene doble vida, una virtual y otra física. Es fruto de la imaginación desbordante de Damon y su amigo Jamie Hewlett, autor de comics muy famoso en Inglaterra. En 1997 convivían en el mismo piso, a pesar de que el dibujante coqueteara con un “enemigo” de Blur al sacar una versión comics de Common People, el mayor éxito de ventas de Pulp, banda britpop que le hacía sombra a Albarn, al igual que Oasis y Suede.

La idea era crear un grupo con imagen virtual, en el que Jamie pudiera plasmar su talento como dibujante para crear cuatro personajes ficticios con vida propia -2D, Murdoc Niccals, Noodle y Russell Hobbs-, mientras que Damon Albarn le ponía música a las historietas. En 1998 salió el primer single, Ghost Train, pero pasaron otros tres años antes de que saliera el primer disco, homónimo. El éxito no se hizo esperar –uno no puede imaginar un álbum de Damon Albarn en otro sitio que arriba del todo-, en particular gracias a los dos singles, Clint Eastwood y 19-2000.

Los videoclips eran particularmente trabajados y reforzaban el misterio que rodeaba al grupo. En 2005, publicaron el famoso Demon Days, de la mano de otro medio dios de la música, Danger Mouse, miembro entre otros de Gnarls Barkley. Desde entonces canciones como DARE, Dirty Harry o Feel Good Inc., se han convertido en clásicos de una música inclasificable, que mezcla como nadie sonidos dub, rap, electro, rock, latinos y orientales.

En el disco, del que se vendieron más de seis millones de copias en el mundo –en 2005 ya era una hazaña-, colaboraron una multitud de artistas. Neneh Cherry canta en Kids With Guns, De La Soul en Feel Good Inc., Shaun Ryder, de Happy Mondays-, en DARE, Roots Manuva, rapero londinense, en All Alone. En cuanto a Ike Turner –el cretino maltratador de su mujer, Tina-, toca el piano en Every Planet We Reack Is Dead, mientras que Dennis Hopper presta su voz de narrador en Fire Coming Out Of The Monkey’s Head. Un disco aparte, pero imprescindible.

En 2010 sacaron mi preferido, Plastic Beach, y algunos meses después The Fall, cuarto disco, íntegramente creado en una tableta. Anunciaron su disolución en 2012 por desacuerdo entre Damon Albarn y Jamie Hewlett, que veía con mal ojo que sus creaciones virtuales tuvieran cada vez menos protagonismo. Pero la buena nueva saltó en febrero de este año. El dibujante publicó cinco nuevas viñetas en Instagram, cosa que hizo soltar la alarma entre los fans. Preguntado al respecto, dijo que “sí, Gorillaz vuelve”. Pero no se sabe todavía cuando.

 

 

 

6 pensamientos en “Gorillaz – Demon Days

  1. Que alegría de que me dediques (por fin) un post, has tardado uno 830 días pero bueno.. No me quejo que encima se trata de Gorillaz!
    Es verdad que Demon Days es mi preferido, al fin y al cabo es el que más he escuchado! No hay ninguna canción de ese álbum que me disguste. Pero tengo que admitir que Plastic Beach “depote” también, como diríamos en francés 🙂 Y encima vuelven! Ahora toca esperar…

  2. Vaya, temo haber sembrado la semilla de la duda en un tomatal, sobre la posibilidad de haberse dejado a algún artista más allá del post número 1000…
    Pos si acaso, y a modo de abono para la tomatera o de recuerdo para el agricultor, te propongo algún artista por si en tus 163 restantes posts pudieras hacerles un rinconcito:
    Gun
    Caetano Veloso (estos 2 ya te los dije)
    Neil Sedaka
    Herb Alpert

    • me he dejado:
      Travis
      Creedence Clearwater Revival (te los estás guardando, entiendo)
      Cerrone
      Wax (otros One Hit Wonder)
      Anvil
      Lime (para tus Summer Series)
      Adele
      Madeleine Peyroux
      Bobby McFerrin
      The Eagles
      Miles Davis
      George Benson
      The Searchers
      Los Relámpagos
      Los Shakers

      …así, de entrada 😉

    • Pues no te digo bravo, he entrado en pánico 🙂
      Caetano Veloso tendría que estar, Creedence también, Adèle bueno pues tal vez, la Peyroux tambien, los Eagles sí, los demás no me inspiran demasiado, habrá que ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s