Lianne La Havas – Is Your Love Big Enough

Para quienes siguen dudando de las bondades del mestizaje, basta con mirar fotos de Lianne La Havas. Esta joven londinense es fruto de la unión de un padre griego y una madre jamaicana y, jo, es un bombón. Ojos negros risueños y boca inmensa, fiu fiu. Con su melena recogida en un moño pegado en un lado, parece un personaje de comics. ¿Cuánto influye el físico de un artista a la hora de irrumpir en el mercado musical? Supongo que mucho. Si George Clooney sacara un disco, sólo en España vendería 23.993.397 discos (= población femenina del país a finales de 2013).

También hay ejemplos que dicen justo lo contrario, que se puede triunfar sin estar muy agraciado físicamente. Mira Alaska, o Miss Bistec –aka Lady Gaga-, o sin ir tan lejos, Susan Boyle. De todos modos, y por regla general, un rostro encandilador sólo es parte de la llave -un poquito de justicia por favor-. Lianne La Havas –nacida Lianne Charlotte Barnes en 1989- tiene mucho más. Un sentido artístico muy desarrollado, una madurez musical sorprendente para su corta edad –tenía veintitrés años cuando publicó su primer álbum-, y una voz de terciopelo untada de miel, sensual y ronca, justo en la proporción adecuada.

Dice que decidió dedicarse a la música con siete años, después de ver a Lauryn Hill cantar al lado de Whoopi Goldberg en la película Sister Act 2. Aprendió el piano, y con once años ya componía sus primeros temas. Sin embargo una gran timidez hizo que nunca los dio a escuchar a nadie durante años, hasta que se puso a tocar la guitarra con dieciocho años, instrumento con el que se siente más cómoda. A partir de ahí, se aceleró su paso a los escenarios.

Lianne La Havas

Conoció a Allan Rose –cantante y compositor inglés desaparecido en combate-, que le ayudó a reunir algunos músicos talentosos para grabar sus primeras demos. En paralelo, logró hacer de corista en los conciertos de Paloma Faith –rubia falsamente explosiva y verdaderamente paquete, con boca a lo Jim Carrey-, hasta que Warner se percató del talento de la chiquilla y le hizo firmar un contrato. Un chollo de contrato en el que no había prisas de ningún lado. Asi es como tardó casi dos años en preparar su primer EP de cuatro canciones, Lost & Found. Contenía una perla, No Room For Doubt, co-interpretada con Willy Mason, un cantante US especialista en colaboraciones varias –Chemical Brothers, Mark Lanegan, etc-.

Folk, Soul, Jazz, Pop. Lianne La Havas encuentra inspiración en muchas corrientes. También en las artistas que sonaban en su casa de pequeña, Jill Scott o Mary J. Blige. Su primer álbum, Is Your Love Big Enough, publicado en julio de 2012, la reveló definitivamente. Por lo menos al gran público, porque los medios parecen ignorarla un poco. Fue declarado iTunes Album of the Year en 2012, nominado a los Mercury Prize, y subió hasta el #4 de las listas de venta en UK. El disco es como ella, un bombón. Una golosina suave, melancólica y hermosa. Tajantemente imposible que no te guste.

 

 

 

2 pensamientos en “Lianne La Havas – Is Your Love Big Enough

  1. Voz delicada y agradable, pero muy soft, demasiado! La primera vez que la escuché en 2011 no me terminó de convencer, no me llega. Sólo me gustó una canción, que por cierto no tienes en el reproductor: Age, la más alegre de su disco…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s