Calimero – Canción De Calimero

Hoy Calimero -el de verdad, yo no- cumple medio siglo. El pollito feo con cascarón atornillado en la cabeza cual rapero huevón, compañero infeliz de todas las pequeñas desgracias cotidianas, adalid de la lucha contra las injusticias domésticas, entra en su mejor década –oye, uno se auto convence como puede-.

Y tú indignado, “¿qué c… hace este personajillo en el blog?” Reminiscencias de mi juventud. A mi me pilló de chavalín en la tele en Francia, y me emocionaba verle siempre fallar y fracasar con la mejor voluntad del mundo, recibiendo su lote de broncas paternas y palos de la vida. “No es justo”, decía al final de cada episodio, la mochila atada a un bastón, a punto de irse para siempre. Recuerdo una historieta en especial, su padre había comprado lotería cuando la economía familiar no pasaba por su mejor momento, por lo que Calimero le soltó una parrafada cual Emile Zola moralizador, y su padre, hundido en su miseria, devolvió el boleto. Como no, el boleto premiado fue justo aquel que su padre había devuelto.. ays pollito torpe, la suerte se ensaña contigo. Desde entonces Calimero forma parte de mi diccionario personal, El Pequeño Fiouck Ilustrado, lo sirvo a todo aquel que da repentinas muestras de quejiquismo. Empezando por mi mismo claro, sobre todo aquí cuando no me sale el post del día.

calimero

Calimero es italiano. ¿De dónde, sino? Calimero italiano, pleonasmo. Inicialmente era un personaje de una publicidad para detergentes, allá por 1961. La historia cuenta que era el único de una manada de pollitos con ese color negro, de ahí el detergente para devolverle su bonito color amarillo. Dicho sea de paso, hoy una marca de detergentes hace un anuncio así, y al rato se incendian las redes sociales y le caen encima 4.000 asociaciones bienpensantes de toda índole denunciándola por racismo y culto al aryan body. A lo que iba, dos años más tarde, y ante el éxito de los anuncios, los hermanos Pagot, creadores del pollito amargado, decidieron dedicarle una serie de dibujos animados, realizados por los estudios japoneses Toei Animation. El primer episodio se difundió el 14 de julio de 1963 en la tele italiana, y en seguida se volvió muy popular. Casi planetario.

Hasta hoy. En muchos países, Calimero es sinónimo de quejica llorón, víctima de desgracias cuya culpa intenta echar a otro. Me hace mucha gracia la verdad. Haz el ejercicio hoy, cuenta a todos los Calimeros que se van a cruzar por tu camino. Es abrumador. Sociedad de Calimeros, ya te digo.

No te vas a librar, te dejo con la canción de la serie en español. No me vengas con que es insoportable, que te llamo Calimero/a.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s