Lily Allen – Sheezus

Sobre el papel, una artista que reparte tortas con relativa regularidad a Miley Cyrus, Lady Solomillo, Rihanna y toda la peña de gogo girls ricas y ordinarias, sólo puede merecerme como mínimo respeto. Hasta la fecha se lo concedía sin problema, aunque he de reconocer que apenas me había molestado en escuchar sus propios discos. Claro que había oído Smile y Fuck You en más de una ocasión, pero en fin, tampoco me llamaban mucho la atención. Y hay que andar cuidado con no confundir mala leche con criterio, con pataletas de niña mal criada. La pop attitude es una mezcla de mercadotecnia y celos, muchos celos.

Así que como andaba yo sin inspiración y me acababa de leer un artículo sobre la moza en cuestión, me dije, vamo’palla. Primero me refresqué la memoria escuchando Smile y Fuck You. Y yo qué sé, quitando la voz que tiene y la letra que no se anda con tapujos, musicalmente hasta me cuesta hacer la diferencia entre sus temas y los de las cantantes blanco de su desprecio. Menos dance tal vez, más de escucharlos preparando una vichyssoise –asombrosa la cantidad de esta sopa que se come en España cuando prácticamente ha desaparecido en Francia-.

Segundo me leí su biografía. Buf, en menos de quince años parece haber vivido tres vidas. Bueno, eso tal como lo relatan, porque tampoco ha hecho nada para solucionarnos el futuro al resto de los mortales. Ha sido una niña complicada, dejó el colegio con quince años, después de haber sido expulsado de un montón de ellos, incluso de algún establecimiento para niñatos en Suiza. Sólo una vez recibió elogios unánimes, un día que interpretó Baby Mine –la canción de Dumbo de Walt Dysney- en la fiesta de fin de curso de una de las escuelas. Claro que la música le venía de lejos, con padrinos como Joe StrummerThe Clash– y Tessa PollitThe Slits-. Un papa muy metido en el negocio le sacó de una mala vida ibicenca –donde estuvo viviendo un corto periodo trabajando en una tienda de discos y vendiendo M&Ms edición especial discotecas- y le permitió fichar, con diecisiete años, por un sello del que no saldrá nada. Luego fichó por otro, grabó canciones que no se aprovecharon, estando el sello centrado en la promoción de los álbumes X&Y de Coldplay y Demon Days de Gorillaz; claro, cualquiera. Finalmente, montó su Myspace desde la que empezó a captar la atención de cada vez más gente, público y medios. Luego ya sabes, un primer disco en 2006 –Alright, Still-, que vende un millón de copias sólo en UK y un segundo –It’s not Me, it’s you-, de 2009, que llega a cerca de cuatro millones de ejemplares en el mundo.

lily allen

A partir de ahí pasa por una época de ciudadana casi de a pie, con rollos con chicos, programa tv, insultos, rupturas, embarazos, insultos, abortos, boda, insultos, nacimiento uno, nacimiento dos. Súper aburrido todo, según ella, por ello se encerró el año pasado para preparar su tercer álbum, Sheezus, del que te dejo cinco temas para escuchar. Con tanta energía contenida uno se esperaba algo menos soso. Está bien arreglado y producido claro, cuando hay recursos faltaría más. Por lo demás, en el fondo, y por mucho que diga que algunas canciones son parodias de algunas de las actuales estrellas de lentejuelas del momento, no deja de ser pop algo baratilla. De tener que escucharlas de nuevo, me quedaba con Air Balloon. Sin pretensión, pero alegre.

 

 

 

6 pensamientos en “Lily Allen – Sheezus

  1. ¡Un montón de ellos! Empezando por el maravilloso Matthew E. White, al que no le hice ni p*** caso en 2012, y he aquí que gracias a tu blog NO PUEDO DEJAR DE ESCUCHARLO. Qué cosa más fina, qué maravilla…
    Pero vaya, lo de Lily Allen lo ponía porque como dices que tú (tampoco) le has hecho mucho caso, a lo mejor no conocías esta joyita picante…

    Repecto a los Sex Pistols… al tiempo, jajaja. No te digo yo que no, aunque poca cosa iba a aportar a lo que has escrito sobre ellos, y además hay TANTO escrito ya sobre el “Never Mind The Bollocks”…

  2. Estaba yo recién levantada leyendo el post de hoy e intentando ubicar a la chica ésta, No! La del pelo de colores es la Perry,ummm No, esa monada es Lily Collins, hija de Phill ( y es actriz, no cantante) Ummmm, me suena pero no caigo! Bueno, voy a escucharlo y luego busco su foto en google….
    Puff!!! No me transmite nada especial! Genes de The Clash corren por sus venas? Voy a buscar su imágen en google, cómo es que todavía no la ubico? Su foto. Ah! Ese gesto de: SO WHAT.?
    El único recuerdo de esta tía es que hace unos años fue musa de Karl Lagerfeld!!!!! Y el kaiser NO se equivoca, no será (vamos, no es) ningún genio musical, pero al igual que las hijas de musicos de los grandes (entiéndase Lyv Tyler, Stella Mc Cartney, las hijas modelos de Mick Jagger y Simon LeBon) es toda una referencia en cuanto a estilo fashion, ¿ será multidisciplinar y la estamos juzgando quizás por el no mayor de sus talentos? En 10 años volveré a escucharla y me contestaré a esta pregunta no retórica. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s