Bomba Estereo – Fuego

¡¡Siete de enero, por fin!! Cómo que qué le pasa al siete de enero? Se acabó! Las fiestas, noche mala, noche senil, los reyes embusteros –Señor Guillotin, vaya preparándose, por si acaso-. Se acabó el comer como si fuera la última vez. Sueño con lechuga hervida y zumo de alcachofas. Vaciarme y limpiarme. Ponerme como nuevo. Ya ya, lo sé, un voto piadoso más. De hecho hoy me espera butifarra salsa mostaza y patatas doradas. Como mola. Hago una salsa mostaza de escándalo, lo único que me sale bien, con mi legendaria mayonesa casera. Como ves, no da para un libro de recetas. Por ello hago este blog de música.

 

Y para celebrar el fin de las fiestas, nada mejor que irnos de fiesta, cruzando el charco hasta Colombia. Bogotá. Casa de Liliana Saumet. Cantante de Bomba Estéreo, de las pocas –lo pongo en plural cuando entiendo que el singular es más que suficiente- bandas colombianas con envergadura internacional. Y tu vecina indignada –no quiero pensar que lo digas tú-, gritando: “y Aterciopelados what?!” Dile a tu vecina que vuelva a leer la frase, que deje de confundir envergadura internacional con “fama en España por hacer la misma música que 38 grupos de Los 40”. Y tu vecino de abajo, con voz de haberlos dejado en la puerta del ascensor, “¿¿y Juanes qué??” Hagan el favor de leer, Juanes no es una banda, de hecho apenas es músico. Y el mismo vecino, que parece no haber escuchado, aullando un desesperado “¿y Carlos Vives, y Fonseca, y Totó la Momposina?”. Venga ya, yo que tú me mudaba, tu entorno vecinal es nefasto. Espera, regresa al patio interior, que te llama la conserje, pregunta si Shakira es moco de pavo. Dile que no, que es peor. Por cierto, ¿os he contado alguna vez que he visto a Shakira en concierto? ¿No? Vaya, ahora no me queda más remedio que contároslo para que no os vayáis a imaginar cosas.

Es una bonita historia eh? Fue en un concierto que ella dio en Las Ventas en 2006 –creo-. Resulta que en aquella época, yo era socio de una empresa que tenía mucha relación con Telefónica, máximo patrocinador de buena parte de los conciertos pop del país. Me regalaron dos entradas para ir a ver a la colombiana. Supongo que daría las gracias, aunque me parecía una ofensa a mi buen gusto. Como dos tickets no daban para los tres que éramos en casa,  me llevé a mi hija -12 años en esa época-, inventando una sencilla historia para que en ningún momento supiera a dónde íbamos y para qué. Total, como ella no tenía por qué imaginar que su padre le estaba contando milongas, y como ella hablaba hasta por los codos, llegamos hasta la explanada delante de la plaza de toros, en medio de una multitud y muy naturalmente nos metimos en una cola, hasta que por fin se percató de que no estábamos dónde debíamos. Miró a su alrededor y soltó, “Papaaaaa esto es para ir al concierto de Shakiraaaaaaa”. Y yo saque las dos entradas, se las deje en sus manos, el mundo entero contuvo la respiración durante tres segundos, levantó la cabeza y me miró con un “papa… esto es… verdad?”, se echó a llorar, y yo igual claro, y la pareja que iba delante también. Menudo concierto.

Bomba Estereo Estalla

Ah ya, Bogotá. Bomba Estereo. Liliana Saumet. A eso iba, a hablar de un grupo que lleva cerca de diez años sorprendiendo a propios y extraños tanto por su música como por su país de origen. Un país que nos tiene más acostumbrado a inundar el mundo con pop sosa y melosa que con una brillante mezcla de rock, reggae, rap, para la parte occidental, cumbia y champeta, para la parte colombiana y caribeña. Los orígenes del grupo remontan a principios de los 2000, cuando Simón Mejía andaba participando en distintas iniciativas musicales, como A.M. 770, inspirada en los primeros intentos de mezclar los sonidos tradicionales con las principales corrientes occidentales. En 2005, después de algunos años buscando ritmos y mezclas, Simón se encontró sólo al frente del proyecto A.M. 770 pero logró grabar un EP de algunos títulos, que encontró salida en los US gracias a un acuerdo con un sello norteamericano. En una de las canciones, Huepaje, había utilizado la voz de una corista fogosa, Liliana Saumet, ex cantante de una banda de dub reggae llamada Mister Gomes en Bombay. Impresionado por la voz y la actitud de la chica, le invitó a participar cada vez más en su aventura musical, hasta que ella se convirtiera en la líder del grupo, Bomba Estereo.

En 2008 publican el álbum Estalla, que contiene el hit Fuego. Lo reconozco, para mi podría durar tres horas la canción, seguiría moviendo el culo igual. La letra no es, en contra de todo pronóstico, un llamamiento a prenderle fuego al Ministerio de Justicia en Madrid a los edificios del poder, sino simplemente a pasarlo bien con fuego pal’cuerpo. De fiesta sin Pompa.

 

 

Escucha fuego y algunos temas más de Bomba Estereo

Un pensamiento en “Bomba Estereo – Fuego

  1. Pingback: Meridian Brothers – Guaracha UFO | Un día, un disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s