The Bulls – Come Unwood (Tordesillas Blues)

Cuánta fantasía hay alrededor de la máquina del tiempo, sobre todo para volver atrás, con todo lo que supone de posibles cambios en el propio presente al modificar aunque sea mínimamente el curso de la historia. ¿Una quimera? Que no, si ya la tenemos, aquí, sí sí, en España, ¡cómo no!. Hay un pueblo a pocos kilómetros de Valladolid que tiene el único ejemplar existente, bien guardado en los entrañas sórdidas de Paleto City, para desempolvarlo una vez al año, a mediados de septiembre. Y retroceder a 1534, en pleno oscurantismo.

La primera vez que me enteré de la existencia del Toro de la Vega fue hace años, a través de un artículo de Rosa Montero, en El País. Esta mujer es para mi la mejor columnista de los periódicos españoles, escribe con tal finura que hasta sus peores vómitos saben al mejor manjar literario. Me gustaría conocerla, le pediría que me escribiera el antepenúltimo post del blog. ¿Ah?

Así que hoy toca retroceder a una época que creíamos enterrada y bien enterrada, de cuando reinaban la incultura, la ignorancia, el analfabetismo, la fe ciega y el temor al todo poderoso. Cuando el toro era menos bestia que sus perseguidores enloquecidos por el olor a sangre. Hoy sigue la fiesta, esta noche veremos en la tele las declaraciones vomitivas del peor gilipollas del año. Me comerá por dentro ver su cara satisfecha y sonriente. También veremos imágenes de la batalla campal que habrá tenido lugar entre detractores y defensores del maltrato animal.

Sesenta años han pasado desde que, a raíz de la difusión en el No-Do de un reportaje sobre esta barbarie, se empezara a pedir oficialmente la erradicación de una fiesta que le hace un flaco favor a España y empaña su imagen de país tolerante, generoso y bondadoso. Porque sí señor, en pleno franquismo, ya hubo voces en contra, concretamente la del ministro plenipotenciario y jefe de Información del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carlos Arcos y Cuadra.

Y aquí estamos, en 2015, como si nada. No hay manera. Los habitantes de Tordesillas, por lo menos los que defienden esta tradición, se disponen a perpetuar, tan panchos, un espectáculo que se burla del sentido común y pone patas arriba la teoría de la evolución. Habrá que modificar los libros de texto para incluir una nueva rama en la genealogía humana, una que vuelve para abajo, cuando no había tanta diferencia entre hombres y simios. Pobres simios, no se merecen tal bochorno.

¿Por qué no entran en razón? Es un misterio. ¿Qué es lo que no entienden en “esto es una barbarie indignante propia de retrasados mentales”? La respuesta está en la propia pregunta. Su único argumento consiste en soltar una y otra vez “es la tradición”. No me pondré a enumerar la larga lista de las “tradiciones” que el desarrollo de la inteligencia humana ha permitido eliminar de nuestros calendarios, sería vano. Esta gente es basta, tosca, con dos lanzas de frente, irrecuperable. Que os den, tordesillanos.

the bulls - come unwound

Como para hablar de música ahora. He encontrado a una banda que se llama The Bulls, me parece de recibo sacarles aquí en un día tan señalado. Es un dúo de Los Ángeles, formado por el guitarrista Marc Sallis (ex The Duke Spirit) y la cantante y violinista Anna Bulbrook (ex The Airborne Toxic Event), con un único EP en su poder, publicado hace poco. Indie pop rock, algo así. No está nada mal pero te tendrás con conformar con una sola canción, ya que su sello forma parte de los que impiden las descargas de mp3 a partir de los vídeos colgados en youtube. Allá ellos. Para compensar, te dejo con la más conocida de The Airborne Toxic Event, suena a Owen Pallett con este violín.

Y tú, tordesillano, que te den.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s