Ximena Sariñana – Mediocre

Ayer estuve en Londres. Bueno, para ser exacto, en las afueras, a exactamente 1.602 kilómetros más al sur del centro de la capital inglesa, en un pueblo llamado Navamorcuende. Un pueblo sin alma, medio fantasma, como todos los pueblos de 2 a 6 de la tarde cuando el sol amenaza con hacerte añorar el invierno. El hambre nos pilló justo ahí y elegimos mal el chiringuito, normal. Cuando todo puede ir mal, irá peor, decía el otro.

Cañita, sala cutre, ciclismo en la tele, menú infame –hacía mucho tiempo que no comía tan mal, hasta el Tomate cretino lo hace mejor-, vino de valdepeñas con casera que ni tocamos, un solo postre –todavía soy joven para morirme- con un 110% de azúcar, y café. ¿La cuenta? Treinta euros, quince por barba, pumpa, London upon La Mancha.

Además las avispas se cebaron conmigo. Me mordieron en el brazo y en el dedo meñique, de la segunda me acordé de su madre durante media hora. Digo morder porque vi claramente sus colmillos. Parecían vampiros. Y yo que pedía recientemente en un post que cuidáramos de ellas porque están desapareciendo del planeta. Me estoy replanteando mi decisión, igual participo de la masacre. En fin, mala comida. Chiringuito nefasto. Gente mediocre.

Ximena Sarinana Mediocre

Todo lo contrario del primer disco de Ximena Sariñana, que sin embargo se llama así, Mediocre. De México y DF no nos llega casi nunca lo bueno. Sólo dantescas noticias de matanzas y abominables torturas perpetradas por los carteles de la droga, la chusma de la humanidad, empatada en el ranking de la abominación con los barbudos tarados. También llegan noticias de su clase política, pero ahí no nos ganan, somos los campeones.

Ximena Sariñana actúa y canta. No sé si la he visto en el cine, pero acabo de escuchar su primer disco, y mola. El paralelo con la Venegas es fácil, aunque sinceramente me gusta mucho más la primera. Tiene más voz, más soul, más fuerza. El primer single del disco, Mediocre, suena como Fiona Apple, con esa rabia contenida propia de la chica de la Manzana.

Grabó el disco cuando tenía sólo veintidós años, en 2008. Puede que, siendo hija de cineastas, lo haya tenido más fácil. Pero luego está el talento, innegable. En las entrevistas, cita a muchas bandas “indie” –Radiohead, Metronomy, Jorge Drexler-, y esto no puede ser mala señal.

En México el álbum fue Disco de Oro, con más de 100.000 copias vendidas. Recibió el preciado galardón de manos de nuestro Miguel Bosé nacional, enamorado de la moza y su música. Claro claro, enamorado es un decir ¿eh?, el Miguelito no está volviendo a entrar en el armario.

Mediocre es un disco poco alegre, más bien agridulce. Me ha sorprendido su calidad. Me parece perfecto para acompañar tu zumito dominical y tu camino a misa. Sube el volumen, te va a gustar.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s