Pet Shop Boys – Actually

He vuelto a fumar. Llevaba once años escapando del mayor genocidio legal jamás perpetrado por una industria, pero ha podido conmigo el limbo en el que se encuentra la licencia que solicitamos con mis socios hace ¡¡trece meses!! para poder lanzar el negocio que llevamos casi dos años preparando. La tensión creada por la espera ha vencido mi juramento de no volver a caer nunca. De momento poquito, pero todos los ex fumadores sabemos lo que vale decir esto. Cero patato.

Me consuelo pensando en que podía haber caído más bajo, por ejemplo aficionándome por los culetes de los hámsters. Ya sé lo que vas a decir, que se soluciona rodeando el cuerpo del pobre animal con cinta adhesiva, para que no explote. ¿¿WTF Fiouck?? Yaaaa, lamento el traspiés, pero en el fondo Pet Shop Boys ha vendido cincuenta millones de discos en treinta años basando su éxito en esta particular práctica zoófila.

A que no lo sabías, incluso Neil Tennant y Chris Lowe juraron haberse enterado de ello después de publicar su primer disco. Pero a principios de los 80’s, parece ser que la expresión pet shop boys se refería a los adeptos de esta cruel desviación sexual. Qué cosas se aprenden aquí ¿verdad?

Actually

Los dos músicos se conocieron al parecer, no en la sección roedores de una tienda de animales, sino en una de cadenas de música. Ambos tenían esa pasión común por el pop, aunque viniendo de horizontes muy distintos, casi opuestos.

A Neil Tennant le costó mucho aficionarse, porque en su casa la cultura en general y la música en particular no eran bienvenidas. Todo lo que emprendió artísticamente se lo debió a su obstinación. Aprendió el violonchelo, escribió un musical con diez años, no se perdía ningún programa de Top of The Pops, pero con dieciocho años, aprovechando que no era precisamente un crack en el colegio, se marchó de casa y se fue a vivir a Londres. Mientras se ganaba la vida trabajando para los artistas en diversas revistas musicales, siempre pensaba que algún día escribirían sobre él. Pero hasta los veintiséis años, cero patato.

Chris Lowe vivió casi todo lo contrario. Era un empollón, le gustaba mucho estudiar, y de no ser por la obstinación de sus padres en que aprendiera a tocar, siempre lo hubiera considerado como un hobby. Lo declaró años más tarde, para él “la música era cosa de gente con recursos que no daban apenas para ir tirando”. Pero al marcharse a estudiar arquitectura a Liverpool, cambió radicalmente de opinión, se hizo noctámbulo y juerguista.

Cuando se conocieron -¿o sería en la sección cinta adhesiva?- al rato empezaron a componer y tocar. Cuando decidieron dar el paso definitivo, fueron los padres de Chris Lowe, entusiasmados con la idea, que financiaron un viaje a Nueva York donde Tennant les hizo una entrevista a The Police por cuenta de la revista que le empleaba, aunque el objetivo final era él de poder sentarse con el productor Bobby Orlando. Este último, después de escuchar una demo, decidió realizar el primer disco del dúo, Please.

Lo que siguió lo conocemos todo. Encadenaron doce álbumes de 1984 a 2013, colocaron una lista interminable de singles en los charts. West End Girls, It’s a Sin, Suburbia, Always On My Mind, Heart, todas canciones que cuesta no tararear cuando suenan por la radio. Es el dúo de mayor éxito en UK, han ganado tres Brit Awards y fueron nominados seis veces a los grammys –ahí tendrán una mano negra porque no se han llevado ninguno, posiblemente un miembro de la asociación PETA-, y lo quieras o no, apenas envejecen ni ellos ni su música.

Te dejo con algunos temas del segundo álbum, Actually, publicado en 1987, en el que figuraba mi preferida, It’s A Sin.

 

 

 

7 pensamientos en “Pet Shop Boys – Actually

  1. Entiendo que ir de Rotten a Tennant es mucho ir, pero creo que este disco se merece algo más, fiouck. Te ha quedado un pelín (¿culos de hámsters, en serio?) sui generis… Y no creo que hayas puesto a (de rodillas) “Rent” en el lugar que se merece en la historia.

    • culos de hámster en serio, por lo menos corrió la voz en aquella época, y ya sabes, gustos y colores…
      en cuanto al (mal)trato aparente reservado al disco, tampoco lo tengo en mi altar, en el 86 todavía resonaba el efecto Sex Pistols y Cure, y Pet Shop Boys me parecía muy light. además yo no sé hablar de música, me interesan más bien los músicos
      pero lo dicho, me gusta el disco y especialmente It’s a Sin…

    • me parto, aunque no debería, mierda nicotina, mierda industria tabaquera.
      qué vergüenza propia y ajena permitir que nos matemos por las continúas trampas, engaños y mentiras de los Philip Morris, British American Tobacco, Tabacalera y compañía…
      jodidos asesinos. y que alguien me diga lo contrario

  2. No valen las excusas, fiouck. Un tío que se propone publicar un post diario durante 1000 días seguidos, y lo cumple, puede dejar de fumar, de beber gin-tonics y hasta de respirar, si se lo propone.

    “Rent”. En serio. ¿La mejor canción de la década de los 80? Yo diría que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s