Fredrika Stahl – Off To Dance

Me ha dicho el médico que me ponga más al sol, que me falta vitamina D. Pues se ve que no conoce a Fredrika Stahl. La pobre, más que blanca, es diáfana. Es lo que tiene nacer en un país donde el sol apenas se digna en salir 6 meses al año. Tanta noche también explicará sus tremendas ojeras, dormirá hasta la extenuación –excelente Fiouck, you are the milk-. Por lo demás, es guapa. Bueno, más que guapa, atractiva. Y eso que es rubia rubia rubia. Muy sueca vamos. Ah claro, ojos azules y manos delgadas. En la portada de su último disco, sale en blanco y negro con un corte de pelo que le da un aire Hollywood de los años 50. Llama la atención la moza. De hecho es lo que ha hecho que escuchara su disco. Estaba convencido de que su música no iba a estar a la altura de la foto. Me equivoqué.

Fredrika Stahl, que cumplirá treinta años este año, publicó su cuarto álbum el año pasado. Off To Dance es el menos jazz de su discografía. Es pop refinada, delicada, nostálgica. De hecho con esa tez pálida, no se la ve sacando pechos y enseñando el culo como es de moda últimamente. No, lo suyo es el piano suave, las letras tristes y unas melodías sencillas y bonitas. Y a lo lejos, caja de ritmo desenchufada y algunos arreglos electropopantes –no busques, la palabra no existe, pero ilustra a la perfección lo que quería decir, es que hoy soy la leche-.

Fredrika Stahl Off To Dance

Al principio apostó por el jazz. Su primer disco, A Fraction of You, de 2006, incluso le permitió ser seleccionada para el festival Jazz de Juan Les Pins, en la Costa Azul francesa, donde fue una de las buenas sorpresas. Dos años más tarde, sacaba Tributaries. En 2010 inicia un giro en su carrera con el tercero, Sweep Me Away, menos jazz, más pop. Sin embargo es un anuncio el que la va a revelar al gran público. Aquel mismo año firma la música de un spot TV para el Nissan Juke, en la que reinterpreta a su manera la famosa canción infantil Twinkle twinkle little star.

Y ahora Off To Dance, grabado en una casa perdida en medio de nada en Gales y producido por Rob Ellis, el mago de los arreglos para PJ Harvey, Anna Calvi, Marianne Faithfull. Mucho piano, guitarra –toca ella ambos instrumentos-, y músicos de lujo para acompañarla: Adrian Utley de Portishead y Ben Christophers de Bat For Lashes. El resultado recuerda a Feist, Kate Bush, Lykke Li. Es un disco hermoso, lleno de sensibilidad. No dejes de escuchar la primera del disco, Willow, es muy bonita.

 

 

Un pensamiento en “Fredrika Stahl – Off To Dance

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s