Destroyer – Poison Season

No sé por qué creíamos haberlo leído todo sobre la insondable estupidez del yankee rural, paleto y zafio, cuando tienen esa rara capacidad de asombrarnos cada día un poco más. Siguiendo un proceso evolutivo que les es propio, resulta que su amor por las armas se ha convertido en enfermedad de transmisión sexual.

El año pasado miles de niños americanos fueron bautizados con nombres inverosímiles, siendo Gunner el que se lleva la palma. Pero también Danger, Caliber, Remington, Browning, Beretta, Archer, Arrow, Blade, Rogue –estafador-. En serio, ¿te ves asomándote a una cuna para mirar tiernamente a una diminuta y hermosa criatura y escuchando detrás de ti al padre diciendo: Gunner, este es el tío Fiouck, dentro de poco te llevará a conciertos rock’n’roll?. Y una m… que le llevaré, que vaya con sus colegas Shooter y Chaos. Y que coja de la mano a su hermanito Destroyer, que pronto nacerá, no lo dudes.

A Dan Bejar todo esto le importará un pepino, es canadiense. Canadá nos sirve para creernos que se puede ser norteamericano y no tan idiota. Serán menos numerosos que los estadounidenses –copular con renos todavía no impacta en la tasa de natalidad-, pero cuánto aire fresco nos mandan a veces. El último disco de Destroyer, su segundo grupo, es de estos pequeños milagros inteligentes y delicados de música soul rock que sólo la serena contemplación de culos de renos llanuras y bosques inmensos puede provocar.

Destroyer - Poison Season

¿Dónde encontrará tanta inspiración? Porque Dan Bejar es un estajanovista –la palabra preferida de Pere, el creador de la lista Spotify “un día un disco”- de la producción, y se permite el lujo de no sacar nunca dos discos iguales. Como Destroyer, Poison Season es el décimo álbum en diez años. Pero también fue el cantante de New Pornographers, otra banda de rock canadiense con la que publicó seis discos más. Y ahora está trabajando con miembros de Wolf Parade para montar un tercer grupo que se llamará Swan Lake. ¿Tanto cuesta mantener a una hembra de reno?

Todo esto en quince años. No quiero comparar, pero me parece más trabajo que publicar una entrada al día durante 1.000 días seguidos. Le haré Caballero de la Orden del Calimero de Oro. Total, Poison Season es un álbum impecable. Suena rock, soul, pop, es increíblemente variado. Un mix refinado de Springteen, Stevie Wonder, Neil Hannon, Prefab Sprout, Dylan. Girl in a sling es una maravilla de canción melancólica, mientras que Dream Lover es rock enérgico al estilo del Boss. Y Time Square, interpretada en tres versiones distintas, es perfecta para animar una mañana perezosa.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s