Timmy Thomas – Why Can’t We Live Together

Fiouck’s Summer Series #4.

Finales de junio de 1982. Me acerco tembloroso hasta el tablón de anuncios de corcho, en el que una mano negra ha grapado interminables listas con nombres y apellidos. El grial o las tinieblas perpetuas, esto es lo que dice esta lista. Si no figuras en ella, vas directo al infierno, donde tus lágrimas se secan antes de siquiera mojar tus mejillas mocosas. Si lo divisas, a pesar de los millones de jóvenes que se arremolinan delante tuyo, tienes varias opciones. La primera, arrodillarte y dar las gracias a dios Elvis. La segunda, dar un triple salto mortal con doble tirabuzón de alegría –es aconsejable llamar a una ambulancia antes-. La tercera, buscar a un amiguete –a un amigo no, no se hace- cuyo nombre no aparece en la lista y soltar un “ooooh qué pena, seguro que te lo merecías más que yo”. Yo hice un mix de las tres. Es que uno no aprueba el bachillerato todos los días, hay que celebrarlo en condiciones.

Después de dejar al amiguete en cuestión al borde del abismo, y de cumplir con unas cuantas llamadas para anunciar la buena nueva, me fui directo a mi discoteca preferida para mojar el diploma en un gin tonic. Si te digo la marca de la época, vas a dejar de tomarme en serio, así que la callaré. Más que emborracharme, quería estar seguro de pillar una de mis canciones preferidas de aquel verano, Why can’t we live together, de Timmy Thomas.

Why Can't We Live Together

Esta sí que es una canción atemporal. Se publicó en 1973, aunque en Europa sólo triunfó nueve años después. Desde entonces, no ha envejecido un ápice su falso ritmo soul r’n’b funky, con estos toquecitos minimalistas en el órgano Hammond, y la voz cálida del cantante. No era nada fácil de bailar, sobre todo cuando uno es rígido como un tronco como yo, aún así las primeras notas –y los gin tonic- siempre lograban arrastrarme hasta la diminuta pista. Vamos, que me chiflaba. Y no me cabe la menor duda de que la seguiré escuchando con el mismo placer dentro de otros treinta años.

Y si no envejece su música, imagínate su mensaje. Desde su estreno, se vuelve cada año cada vez más de actualidad por desgracia en cada vez más rincones del planeta –ya sé que queda fea la reiteración de la palabra cada, el calor se está cebando con mis últimas neuronas-.

En fin, aquella primavera de 1973, Timmy Thomas se lució con esta canción. Un one hit wonder en toda regla, del que vendió dos millones de copias en los US. ¿Por qué tardó tanto en cruzar el atlántico? Muchos años son, incluso para una época pre internet. A veces basta con una chispa, un DJ o locutor de radio que se enamora del tema y de repente prende la pólvora. Algo así pasaría pero no ha quedado recogida la info en ninguna fuente. Y no me atrevo a consultarlo con mi amiguete. Es más, creo que deje de ser su amiguete a finales de junio de 1982.

Why can’t we live together, la canción de mi bachillerato. Bueno, hay otra, pero me da un poco de vergüenza, no sé si la sacaré en los Fiouck’s Summer Series.

 

 

 

4 pensamientos en “Timmy Thomas – Why Can’t We Live Together

  1. Yo también recuerdo cuando aprobé física, la última materia que me quedaba para aprobar el bachillerato, y sonaba esa canción playera que nombraba sitios de playa: Aruba, Jamaica, come on pretty mamma, Tobago, Montigo, tararararara….. aún hoy, aunque la escuche en el super de El Corte Inglés, me transporta a ese instante de felicidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s